Hacer una dieta detox es una excelente manera de estimular tu cuerpo, y hay muchas maneras de hacerlo. Algunas personas eligen una limpieza de 10 días con batidos; otras cambian sus hábitos alimenticios para incluir más ensaladas, zumos e ingredientes puros en su menú diario. Mi cuerpo me dice que es hora de una desintoxicación cuando tengo ganas de comer más vegetales verdes, vitaminas y sopas o cremas. Es entonces cuando elijo los productos más sabrosos y orgánicos: como la quinoa, por ejemplo. Cuando como regularmente platos con este súper ingrediente, empiezo a sentirme más liviana, con más energía y más cómoda en mi piel. Estas 4 recetas se encuentran entre mis favoritas y son perfectas para un ritual detox.

VEGGIE BUDDHA BOWL

El Buddha Bowl está de moda en Instagram en estos días. Ni siquiera es una receta per se, sino más bien una fórmula que hay que seguir. Un Buddha Bowl contiene un poco de todo: proteínas (por ejemplo: tofu, huevo, seitán o legumbres) pero también algunos granos y (una pequeña cantidad) de almidón, como trigo sarraceno, boniato o arroz. Agrega algunas semillas y pepitas (quinoa, semillas de girasol y chía) y verduras frescas crudas o apenas cocidas, ¡y lo tienes hecho! Cuanto más color hay en el bol, más saludable es. Esta receta es un gran punto de partida, pero hay infinitas variaciones, siempre y cuando incluya un poco de todo.

Receta para 2 personas
Tiempo de preparación: 20 minutos

Ingredientes

  • 100 g de quinoa cocida
  • 100 g de brócoli (los arbolitos sin los tallos)
  • 100 g de garbanzos, escurridos
  • ½ cucharadita de pimienta de cayena
  • 1 cucharadita de comino
  • 2 cogollos cortados en rodajas
  • 1 aguacate, cortado a la mitad y en cubos
  • 1 tomate, cortado en cubos
  • 2 huevos duros (opcional para veganos)
  • 4 rábanos, cortados en rodajas
  • ½ cebolla roja, cortada en cubitos
  • Pequeño puñado de hojas de cilantro

Ingredientes para aliñar

  • 1 diente de ajo
  • 100 ml de agua
  • 1 cucharadita bien cargada de sambal oelek
  • zumo de 1 limón
  • 5 cucharadas de tahini (pasta de sésamo)
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
  • 1 ½ cucharadita de sal marina
  • Pimienta negra recién molida

Preparación

1. Prepara la quinoa según las instrucciones del paquete. Drena según sea necesario y déjalo reposar en una olla con tapa. Luego hierve los huevos a tu gusto y pásalos por agua fría.

2. Calienta un poco de aceite de coco o de oliva en una sartén. Agrega los garbanzos, la pimienta de cayena y el comino. Cocina a fuego lento por alrededor de 5 minutos, revolviendo ocasionalmente. Asegúrate de que no se quemen y queden crujientes.

3. Calienta un poco más de aceite en la sartén y revuelve los arbolitos de brócoli a fuego alto durante unos minutos, hasta que comiencen a coger color. Deben quedar lo suficientemente cocidos como para comerlos.

4. Ahora es el momento de comenzar a montar el plato. Divide la lechuga entre dos bols, echa la quinoa, agrega los garbanzos, los cubos de tomate, los rábanos, el aguacate, el brócoli, la cebolla roja y los huevos cortados por la mitad. Adorna con cilantro.

5. Mezcla todos los ingredientes para el aliño en una licuadora o con batidora de mano. Agrega el zumo de limón y sal al gusto.

6. ¡Sirve los bols con el aliño y disfruta!

ARROZ DE COLIFLOR AL HORNO CON TEMPEH

Si estás eliminando los carbohidratos de tu dieta y quieres alimentar tu cuerpo con verduras y proteínas orgánicas, entonces esta receta es para ti. No hay casi nada mejor que el tempeh horneado bien marinado. Un punto a favor: el tempeh es un producto fermentado que es más fácil de digerir que el tofu y tiene muchos beneficios para la salud. Además de esto, el arroz de coliflor es un invento fabuloso: nuevo, pero increíblemente bueno.

Receta para 4 personas
Tiempo de preparación: 30 minutos

Ingredientes

  • 1 cubo de tempeh (200 g)
  • 1 cabeza pequeña de coliflor, desmenuzada (en un procesador de alimentos o cortado finamente a mano)
  • 4 cucharadas de aceite de coco extra virgen
  • 200 g de semillas de soja peladas (edamame)
  • 200 g de guisantes
  • 250 g de champiñones, limpios y cortados en 4
  • Pequeño puñado de menta fresca, solo hojas
  • Pequeño puñado de cilantro fresco, solo hojas
  • Pequeño puñado de perejil fresco, solo hojas
  • Chile rojo, cortado en anillos (opcional)
  • 2 cebollas tiernas, cortadas en anillos
  • Sal y pimienta a gusto

Ingredientes para adobo

  • 5 cucharadas de ketchup
  • 3 cucharaditas de agave o jarabe de arce
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 3 cucharaditas de sambal

Preparación

1. Corta el tempeh en pequeños cubos de 1,5 cm x 1,5 cm aprox. Haz el adobo mezclando todos los ingredientes, luego agrega el tempeh.

2. Calienta 1 ½ cucharada de aceite de coco y saltea los champiñones hasta que se doren. Sazona con sal y pimienta a gusto.

3. Calienta otra cucharada de aceite de coco y sofríe el tempeh durante unos siete minutos hasta que esté listo. Ten cuidado cuando lo muevas para que no se rompa. Asegúrate de que todos los lados están igualmente dorados.

4. Calienta más aceite de coco y sofríe los guisantes a fuego alto hasta que comiencen a coger color. Sazonar con sal a gusto.

5. Retira los guisantes de la sartén y saltea el “arroz” coliflor durante unos 3 minutos. Agrega los champiñones y el tempeh y mezcla bien.

6. Divide el arroz en los platos, agrega los guisantes y adorna con las hierbas frescas, los chiles rojos y las cebollas tiernas.

CONSEJO: También queda bien con el aliño tahini del Buddha Bowl.

BOL DE LA DIOSA VERDE

Y así fue como pasó, recolecté todos los diferentes tonos de verde casi sin pensarlo, los arrojé a un bol y derramé sobre ellos una hermosa salsa verde. Nada más y nada menos que pureza y frescura. Algunas veces las cosas en la vida son así de simples.

Receta para 2 personas
Tiempo de preparación: 20 minutos

Ingredientes

  • 1 puñado grande de arbolitos de brócoli
  • ½ cucharada de aceite de coco
  • 2 cogollos cortados transversalmente
  • 1 puñado grande de rúcula
  • 2 puñados grandes de canónigos
  • 4 rábanos, pelados y en cubos
  • 1 aguacate, pelado y en cubos
  • 1 tomate verde grande, en rodajas
  • 50 g de semillas y pepitas mezcladas, apenas doradas en una sartén seca
  • 4 tomates cherry amarillos, cortados a la mitad
  • 1/5 de un pepino, en cubos
  • 1/5 de calabacín, rebanado con un espiralizador

Ingredientes para aliñar

Con las cantidades sugeridas harás una botella grande de aliño que puedes guardar en la nevera por hasta 4 días. También puedes utilizar la mitad de las cantidades si quieres hacer menos cantidad de aliño.

  • 700 ml de yogur griego
  • 10 g de cebollino
  • 15 g de estragón fresco (o 2 cucharadas soperas)
  • 15 g de perejil
  • Zumo de ½ limón
  • 2 cucharadas de sal
  • 4 dientes de ajo
  • Pimienta negra recién molida

Preparación

1. Calienta el aceite de coco en una sartén y sofríe los arbolitos de brócoli a fuego alto hasta que comiencen a coger color, pero mantenlos crujientes. Sazona con un poco de sal al gusto.

2. Divídelo en 2 cuencos. Agrega la rúcula, el pepino, el aguacate, el tomate verde, los tomates cherry y el brócoli en la parte de arriba.

3. Adorna con la “pasta” de calabacín, las semillas y las semillas tostadas.

4. Mezcla todos los ingredientes para el aliño con una licuadora o batidora de mano y luego sírvelo con la ensalada.

SOPA DE MISO CON JENGIBRE, NOODLES DE SOBA Y SETAS

No sucede muy a menudo en Ibiza, pero a veces cuando llueve mucho, no hay nada mejor que acurrucarse con un gran plato de sopa de miso. Y si está llena de ingredientes puros y saludables, le haces un favor a tu cuerpo.

Receta para 4 personas
Tiempo de preparación: 20 minutos

Ingredientes

  • 200 g de fideos soba (fideos de alforfón)
  • 4 cucharadas de aceite de sésamo tostado
  • 250 g de champiñones crimini (marrones), en rodajas
  • 4 tallos grandes de bok choy, en tiras delgadas, verde y blanco separados
  • 2 cucharadas grandes de jengibre fresco, finamente picado
  • 1 litro de caldo vegetal hecho con 2 cubos
  • 1 zanahoria grande, lavada y en juliana
  • 100 g de edamame, sin cáscara y escaldada durante 3 minutos
  • 150 g de judías cortadas en tiras
  • 1 cucharada de sriracha (salsa oriental)
  • 5 cucharadas de pasta miso
  • 6 cucharadas de salsa de soja (Kikkoman)
  • 3 tallos de cebolla tierna cortados en anillos
  • 1 pimiento rojo, en anillos
  • Semillas de sésamo para adornar
  • 1 lima cortada en 4

Preparación

1. Calienta el agua con los cubos de caldo en una olla grande.

2. Hierve los fideos soba según las instrucciones del paquete. Ponlos en un colador y pásalos inmediatamente por agua fría, luego mezcla con 2 cucharadas de aceite de sésamo. Pon esto a un lado.

3. Agrega la sriracha, el jengibre, los champiñones y las partes blancas del bok choy al caldo y ponlo a hervir. Apaga el fuego y déjalo cocer a fuego lento por unos 10 minutos.

4. Retira la olla del fuego (el miso no debe cocinarse). Agrega la salsa de soja y la pasta de miso, mezcla los fideos junto con las partes verdes del bok choy y las judías en tiras.

5. Divide la sopa con los fideos en 4 tazones. Adorna con zanahoria, edamame, semillas de sésamo, cebolla tierna y pimiento rojo. Agrega ¼ de lima a cada tazón.

 

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Danés Francés Alemán Bokmål Portugués, Portugal Sueco

Related posts

Leave a Comment

Error: Please check your entries!