Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

Diciembre ya está aquí: un mes lleno de festejos, familia y, por supuesto, rituales muy especiales. Es fácil olvidarte de cuidar de ti con todas las cosas que tienes que hacer durante las fiestas. Por eso, abriendo tu corazón, no solo te das amor a ti misma, sino que también estás más predispuesta a recibir el amor de los demás. Te contamos cómo.

1. PERDONAR A TODOS Y PRINCIPALMENTE A TI MISMA

El primer paso para abrir tu corazón es sanar viejas heridas. Perdonar puede ser difícil pero, en definitiva, es la única manera de soltar el pasado, salir adelante y mirar hacia el futuro. Perdona a los que te hirieron, pero también perdona tus propios errores. ¿Parece más fácil decirlo que hacerlo, verdad? Nuestro vídeo exclusivo con la experta Erica Jago, te propone animarte a abrir tu corazón y dejar entrar el perdón a través de una práctica de yoga centrada en perdonar.

2. LA MAGIA DE AGRADECER

Estamos tan ocupados haciendo todo lo posible para que nuestra familia tenga las mejores fiestas, que es casi inevitable ver lo que hacen otros y sentir que no estamos a la altura. Lo mejor que puedes hacer es dejar de compararte con los demás y agradecer todo lo que tienes. Di gracias en cada oportunidad, incluso ante el más mínimo acto de generosidad o bondad.

3. DAR, DAR Y DAR

Y no estamos hablando de regalos. Si en diciembre despiertas un día sin tener nada por lo que sentirte agradecida, lo mejor que puedes hacer es “dar”. Puedes ser voluntaria en una organización caritativa o incluso algo mucho más simple como ayudar a tu vecino con la compra del supermercado. Lo importante es hacer cosas desinteresadas.

4. RECONECTAR CON ALGUIEN DEL PASADO

¿Tú y tu amiga de la universidad solo tenéis contacto a través de Facebook o por email muy de vez en cuando? ¿Por qué no la invitas a tomar un café para compartir historias, anécdotas, reflexiones, risas, etc. y no solo los titulares que todos ven en las redes sociales? Si vivís muy lejos como para encontrarte con ella personalmente, una llamada también puede ayudar a abrir tu corazón.

5. UNA POSTURA QUE TE ABRA EL CORAZÓN.

Siempre hemos creído que el yoga puede sanar el cuerpo y el alma. Pero, ¿sabías que algunas posturas de yoga son reconocidas por abrir tu Anahata, también conocido como el chakra del corazón? Cobra, perro mirando hacia arriba y postura de pez son solo algunos ejemplos de cómo el yoga puede abrir tu corazón para dar y recibir más amor. Si quieres saber más sobre chakras, lee nuestro artículo especializado aquí.

6. DALE PERMISO AL NIÑO QUE LLEVAS DENTRO PARA SALIR A JUGAR

Como adultos, a veces podemos sentirnos abrumados por todo lo que se espera de nosotros. Puede ser que la vida misma nos haya enseñado algunas lecciones y la preocupación por el futuro siempre está ahí. Los niños son inmunes a esas preocupaciones; su capacidad de asombro y su alegría son infinitas y les ayuda a vivir el momento presente. Si nos conectamos con esa misma energía, nuestro corazón soltará prejuicios y se abrirá aún más.

7. PASIÓN POR LA COMPASIÓN

Hemos dejado lo mejor para el final. Practica la compasión: hacia los demás y hacia ti misma, intenta no juzgar y olvida los defectos, ¡todos los tenemos¡ La idea es enfocarnos en la bondad de quienes nos rodean y celebrarla. Nada más efectivo para abrir tu corazón que llenarlo con comprensión. Un bonus antes de terminar: trata de callar a tu propio crítico interior.

Tómate el tiempo para practicar estas 7 cosas y tu corazón estará listo para dar y recibir más amor en estas fiestas. Esperamos que también te animes a practicarlas en nochevieja, y que eventualmente los conviertas en un ritual diario para mantener tu corazón abierto todo el año.

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Danés Francés Alemán Bokmål Portugués, Portugal Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!