Baby Massage
Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

Un ritual especial para el bebé y la mamá

El ritual del masaje del bebé es una manera estupenda de crear un lazo de unión y conexión con tu bebé. A los peques les encanta que les toquen pero es que además, los estudios indican que el masaje puede ayudarle a dormir mejor, contribuir a la elasticidad de sus músculos, e incluso aliviar los retortijones. Hay incluso una teoría que afirma que el masaje para bebés puede reforzar el sistema inmunitario del niño.

Hay muchos motivos para comenzar este ritual diario con tu bebé. Te resultará muy fácil de incorporar después de su baño.

PREPARACIÓN

Asegúrate de que la habitación está a una temperatura adecuada para que no tenga frío. Antes de empezar necesitas:

Una superficie plana y cómoda, cubierta con una toalla o una sábana.

Aceite de masaje para bebé.

Una toalla suave o una sábana para cubrirle.

Luces suaves, si es por la tarde o noche.

Música suave.

El masaje debe ser suave pero firme, ya que si es demasiado suave puede hacerle cosquillas y debe durar entre 10 y 30 minutos, dependiendo de cómo se sienta el bebé.

Blog Baby Massage V3 photo

MASAJE

Túmbalo boca abajo con la cabeza hacia un lado, de manera que esté cómodo.

Túmbalo boca abajo con la cabeza hacia un lado, de manera que esté cómodo. Pon un par de gotas de aceite de bebé en tu mano y frótalas ente sí para extender el producto y calentarlas.

Empieza masajeando desde la frente, desde la parte alta de la cabeza y ve bajando hacia el cogote. Tira suavemente de cada uno de sus dedos al final del masaje.

Masajea cada hombro, desde el centro del cuello hasta el brazo, un lado cada vez.

Desde la parte más alta de su espalda, masajea hasta la altura de las caderas con ambas manos evitando tocar la columna.

Toca en sentido descendente las piernas de tu bebé con las yemas de tus dedos.

Repite el mismo movimiento en la parte trasera de sus brazos.

Blog Baby Massage V2 photo

Dale la vuelta a tu bebé y ponlo sobre la espalda. Repite el masaje en sentido descendente en su pecho y la parte delantera de sus brazos.

Muchos bebés disfrutan del masaje pero debes prestar atención a cualquier señal que te pueda hacer de cuándo parar. No hay un tiempo establecido para el masaje de un bebé así que disfruta de ese tiempo para conectar con él y disfrutar de ese momento juntos.

Visita www.rituals.com para comprar nuestra colección especial de cuidado infantil Tiny Rituals. Sus productos son seguros y suaves para la piel de tu bebé y tienen una sutil y delicada fragancia.

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Francés Alemán Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!