Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

Está aceptado por la sociedad occidental que para llevar un estilo de vida saludable, es preciso seguir una dieta equilibrada y hacer ejercicio de manera regular. En cualquier caso, según la sabiduría oriental, cada persona tiene un tipo de cuerpo que está determinado de nacimiento. En cada uno de los órganos, también hay una predominancia de Yin o Yang. Comer ciertos tipos de alimentos te ayudará a equilibrar las energías Yin y Yang y sentirte de la mejor manera posible.

El Ying y el yang de los alimentos

Los alimentos pueden ordenarse en una escala Yin-Yang, desde muy Yin a muy Yang. Esta propiedad, no solo está determinada por la calidad de la comida en sí misma, si no también si ha crecido bajo tierra o por encima, su frescura y cómo ha sido preparada. Las comidas Yin suelen ser refrescantes y tienen un efecto hidratante en el cuerpo, mientras que las Yang aportan calor y son secantes.

Patrones de deficiencia de Yin y Yang

¿Cómo saber si tu cuerpo tiene tendencia a ser más Yin o más Yang? Ahora te comentaremos qué cosas debes tener en cuenta para saber si te falta Ying o Yang y cómo puedes encontrar el equilibrio

Deficiencia de Yin

Cuando te falta Yin, sientes calor con facilidad, tienes más ganas de hablar, usas prendas ligeras y pides bebidas frías. Puedes tener dolores de cabeza, presión arterial alta, te cuesta descansar con el sueño, te sientes más impaciente y te enfadas con facilidad. Este tipo de gente suelen ser delgados, se estresan con facilidad y huyen del calor.

Comidas a evitar
Intenta reducir el consumo de cafeína, alcohol y azúcar. Cuando comas carne, escoge la de animales que se hayan alimentado con hierba y come en pequeñas cantidades. Modera el consumo de especias como la pimienta o el jengibre y la cebolla, ya que tiende a reducir el Yin.

Alimentos recomendados
Si tienes deficiencia de Yin, tu cuerpo se beneficiará tomando comidas refrescantes como ensaladas, pepino, verduras de hoja verde muy poco cocinadas y fruta fresca (especialmente manzanas, plátanos y kiwis). Condimenta tus comidas con menta o zumo de limón y no olvides tomar mucho agua. Las grasas saludables como el aguacate, el coco y las semillas de sésamo son geniales para ti, pero también el pescado, el boniato, y los quesos de cabra y oveja.

daofood

Falta de Yang

Cuando tienes poco Yang, tienes propensión a tener frío por lo que prefieres el calor así como las comidas y bebidas calientes. Es probable que tengas la piel pálida, un metabolismo lento, los músculos blandos y seas una persona retraída. Algunas de las personas a las que le falta Yang, suelen dormir mucho, estar un poco por encima de su peso y son propensos a la retención de líquidos. La deficiencia de Yang deficiencia puede acentuarse con la edad, o los momentos de estrés pero también se adquiere en el nacimiento.

Comidas a evitar
Evita las comidas y bebidas frías, esto incluye la mayoría de las frutas y las verduras crudas. Reduce entonces este tipo de alimentos crudos además de zumos, pasta, harina blanca y modera el consumo de lácteos y bebidas gasificadas.

Alimentos recomendados
Es preferible que consumas las comidas y bebidas cocinadas y calientes. Las verduras que te benefician son las de raíz y los germinados. Intenta incluir en tu dieta frutos secos, semillas y granos saludables. Los guisos de ternera, las aves, los caldos de carne y los estofados, los huevos camperos y el pescado son perfectos para ti. Usa además variedad de especias como canela, ajo, jengibre, cúrcuma y pimienta para dar aún más calor al cuerpo. Las mejores opciones de fruta son cerezas, melocotones, frambuesas y fresas. Procura masticar bien la comida para que tu cuerpo pueda digerir adecuadamente los nutrientes.

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Francés Alemán Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!