Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

El objetivo de este arte es sacudir el polvo de la rutina diaria de nuestras almas – Pablo Picasso

A pesar de ser una de las tradiciones de baño más antiguas del mundo, el hammam sigue siendo muy popular hoy en día. Un ritual ideal de exfoliación, limpieza profunda y purificación para alcanzar la armonía en cuerpo y alma.

El Hammam es tanto la sauna púbica donde se realiza, como el ritual de limpieza profunda que sigue siendo hoy en día una de las ceremonias para el bienestar más solicitadas. Pero si hay que dar las gracias a alguien por su invención sería en gran parte a los antiguos romanos y griegos, ya que de no ser por ellos quizás seguiríamos aún bañándonos en agua fría. Y es que, fue la invención de las termas romanas, o baños calientes, donde se originaron muchas de las tradiciones modernas de baño –así como el hammam. Mientras que los primeros hammams se fundaron originariamente en Arabia, fueron los turcos quienes los popularizaron permitiendo el acceso a todo el mundo. Constantinopla, conocido actualmente como Estambul, era la capital de Bizancio. Los otomanos conquistaron la ciudad alrededor de 1450 trayendo consigo sus propias tradiciones de baño. La costumbre romana era crear grandes baños públicos, donde miles de personas asistían no sólo para bañarse, también para ponerse al día de las últimas noticias. Los otomanos tomaron la tradición del baño romano y lo enriquecieron con sus propias costumbres; y así emergió un nuevo y completo ritual de limpieza que se adaptaba a las normas del Islam, así omo a sus rituales de purificación antes de la oración. Los otomanos, además preferían pequeñas casas de baño repartidas por la ciudad y a menudo cercanas a mezquitas.

Bienestar para todos

Aunque inicialmente solo estaba permitido el acceso a hombres, progresivamente las mujeres – especialmente aquellas que habían estado enfermas o habían dado a luz recientemente– empezaron a poder disfrutar de sus beneficiosas cualidades, aunque siempre estrictamente separadas de los hombres. Con el tiempo, las mujeres consiguieron su propia zona en los hammams, probablemente influenciadas por el propio profeta Mahoma, quien dijo que la calidez de los baños mejoraría la salud y la fertilidad. Socialmente, muchas mujeres lo consideraban como la evasión diaria de la soledad de sus casas. (¡Las mujeres incluso tenían una razón legítima para pedir el divorcio si sus maridos les prohibían visitar el hammam!) Con el acceso abierto, los hammams se convirtieron en importantes centros sociales para hombres y mujeres de cualquier procedencia. Mucho más que un santuario para la higiene personal, los hammams eran, y siguen siendo, un lugar donde se celebran momentos importantes de la vida gozando de un buen baño.

Pero también belleza

No debemos olvidarnos de los beneficios que aporta el hammam para la belleza. El hammam es un ritual esencial para aquellos a quien les gusta mimarse y quieren conseguir una piel increíblemente suave y lisa de la cabeza a los pies. Una exfoliación de manera regular y rigurosa, así como la desintoxicación y purificación pueden mejorar la circulación, el sistema immunológico, el estrés y aportarnos una actitud más positiva ante la vida… Y, como no, conseguir que nuestra piel sea más fina y sedosa. Por eso no es de extrañar, que a todo el mundo le guste el hammam.

Tu hammam en casa

Mima tu cuerpo y tu alma – crea tu propia ceremonia en casa con nuestro ritual purificador Hammam de eucalipto y romero con efecto calor.

Hammam Olive Secret – Imagínate en un Hammam con nuestra relajante pasta de ducha Hammam olive secret.
Aplica y retira con agua durante tu ducha para la purificación profunda de tu piel. Contiene aceite de oliva para su nutrición y eucalipto para una limpieza profunda.

Hammam Hot ScrubExperimenta el efecto calor de nuestra Hammam Hot scrub y siéntete totalmente renovada.
Aplica este exfoliante aromático con sal marina para humedecer la piel; masajea suavemente con movimientos circulares y retira con agua caliente.

Hammam Body Mud – Complementa tu ceremonia con nuestro Hammam body Mud para ultimar la purificación.
Masajea la piel húmeda con una fina capa de esta arcilla; déjala que absorba unos minutos; retira con agua. Contiene arcilla rhassoul –conocida por la eliminación de toxinas y el enriquecimiento de la piel.

Spark of HammamMima e hidrata tu piel con nuestra loción corporal spark of Hammam.
Intensa hidratación de rápida absorción. Aplica libremente y masajea suavemente en la piel para completar tu experiencia hammam.

 3 Blog History of Hammam The Collection

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Francés Alemán Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!