Todos los días pueden ser el comienzo de un nuevo despertar. Cada mañana, te despiertas con una nueva oportunidad de alcanzar tus metas y seguir tus sueños. Podemos ayudarte, haciendo que te veas bien por fuera y que te sientas bien por dentro. Convierte tus rutinas en rituales valiosos y transfórmate en un guerrero moderno, listo para conquistar cualquier desafío que te depare el día. Te contamos cómo hacerlo.


Libera tu Samurai interior

En el antiguo Japón, una clase de guerreros de elite sabía que la clave de cualquier batalla era la confianza. Estos luchadores nunca entraron en el campo de batalla sin estar perfectamente arreglados, porque lucir impecablemente bien les daba la confianza para enfrentar cualquier desafío. Para los Samurai , su apariencia era la base para un mejor equilibrio entre el cuerpo, la mente y el alma. También se entrenaban incansablemente, con rutinas físicas y mentales extremas, para convertirse en la mejor versión de sí mismos. No es de extrañar que hayamos nombrado The Ritual of Samurai, a nuestra emblemática colección masculina, gracias a estos famosos y fuertes guerreros.


Primero lo primero

Para asegurarse de que su aspecto cumplía con sus rigurosos estándares, el Samurai prestaba atención a 3 cosas: entrenamiento físico, nutrición y aseo personal de pies a cabeza. En otras palabras, eran conscientes de todo lo que hacía su cuerpo y de cómo podían mejorar su rendimiento en el campo de batalla. El guerrero moderno de hoy debe seguir las mismas reglas cuando se trata de entrenamiento. No importa si estás entrenando en casa, siguiendo una clase de yoga intensa, o corriendo un 5K en el bosque, siempre que lo hagas con intención.

 

Eres lo que comes

El Samurai invirtió mucho tiempo y esfuerzo en comer las proteínas magras para un buen desarrollo muscular y energético. No estamos diciendo que tengas que pescar tu propio pescado fresco todos los días para convertirte en un guerrero moderno, pero evitar dulces, alcohol, bebidas cola y otros alimentos basura, es algo que puedes hacer. Reemplaza esos snacks malos por unos saludables, como este delicioso batido de chocolate y chía. También es importante beber mucha agua, porque es la manera perfecta de recompensar a tu cuerpo después de un entrenamiento intenso. Si te preocupa no ser exactamente un genio en la cocina, te ayudamos. Mira nuestro artículo del experto en alimentos Nigel van der Horst y estarás en el camino hacia una alimentación más sana.

 

Preparado para la grandeza

El antiguo Samurai se enorgullecía de su apariencia, y los samurai de hoy en día también deberían hacerlo. Además de comer bien y hacer ejercicio, verse bien de pies a cabeza también es parte de estar preparados. Cuando haces que esto sea una prioridad, ganas en confianza … y cuando tienes confianza, el mundo es tuyo. Rituals tiene todo lo que necesitas para transformar las rutinas de ducha o afeitado en momentos más valiosos de reflexión.

 

 

Céntrate en lo importante

Los Samurai estaban equilibrados por dentro y por fuera. Un buen Samurai de hoy en día también encuentra maneras de llenar su vida con paz interior, por ejemplo, meditando. Antes de comenzar a evocar imágenes de gurús de la nueva era y salvia ardiendo, es clave darnos cuenta de que la meditación puede tomar casi cualquier forma; incluso puedes hacerlo mientras entrenas. Comenzar el día con algún tipo de meditación era fundamental para el antiguo guerrero, y hoy, también puede ayudarte a mejorar tu capacidad de concentración.

Una de las formas más llamativas en las que el Samurai mejoraba su concentración mental era desafiándose a sí mismo a resistir condiciones extremas. En la primavera, cuando la nieve comenzaba a derretirse en las montañas japonesas, los guerreros se paraban bajo una cascada helada para fortalecer su fuerza de voluntad. Ahora bien, es posible que no vivas cerca de unas cascadas naturales, pero te sorprenderá lo efectivo que puede ser que los últimos minutos de la ducha matutina sean con agua fría. El impacto en tu sistema te ayuda a estar alerta y listo para enfrentar el día.

 

La búsqueda de la felicidad

Si las duchas frías y la meditación no son para ti, hay, por supuesto, otras formas de mejorar la concentración mental e invitar a la paz interior a tu vida. Aceptar el desafío de un día sin móvil es un excelente comienzo. O incorporar el ritual diario de Ikigai, también conocido como la búsqueda de la felicidad, para enfocarte en lo que realmente quieres lograr cada día. Cualquiera de estas cosas promueve el mindfulness, elimina las distracciones y te acerca a tus objetivos.

 

Responde la llamada del guerrero urbano

¿Quieres ser tan equilibrado como el antiguo Samurai? Entonces estás de suerte, porque hemos desarrollado una guía para ayudarte. Suscríbete a The Way of the Samurai y empieza a vivir 21 días de desafíos pensados para mejorar la concentración, el aseo personal, la alimentación y el entrenamiento.

Para motivarte aún más, cuéntale a un amigo, o a varios, y compite cuerpo a cuerpo con ellos a medida que recibes emails diarios. Comparte tus resultados con nosotros y gana la oportunidad de viajar a Islandia con 3 amigos, uno de los mejores lugares del mundo para liberar a tu guerrero interno.

No esperes más, ponte en acción. Atrévete a convertirte en tu mejor yo.

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Danés Francés Alemán Bokmål Portugués, Portugal Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!