Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

Este es el tipo de plato que preparas cuando vienen amigos a cenar o cuando organizas un delicioso almuerzo en el jardín. Puedes preparar mucha cantidad a la vez y tiene un aspecto genial gracias a sus distintos colores e ingredientes. Las aceitunas Kalamata son imprescindibles en este plato. Su deliciosa textura y delicado sabor no se pueden sustituir por aceitunas negras de lata. Quitar los huesos lleva algo de tiempo, pero el esfuerzo merece la pena.

Su sabor oriental combina bien con la salchicha merguez. Sin embargo, si prefieres comer una versión vegetariana, podrás combinar el cuscús con un queso, como el feta. Desmenúzalo por encima antes de servir, decora con hierbas y ¡listo!

Receta para 4-6 personas
Tiempo de preparación: 25 minutos

Ingredientes

1 cebolla, picada

5 cucharadas de aceite de oliva para cocinar

2 dientes de ajos, picados o exprimidos

1 calabacín, en dados

4 tomates, en dados

4 cucharadas de tomate frito

1 cucharada colmada de tomillo

300 g de cuscús

500 ml de caldo de verduras

100 g de aceitunas Kalamata, sin hueso y cortadas por la mitad

50 g de aceitunas verdes, sin hueso y cortadas por la mitad

3 cucharadas de alcaparras

3 cucharadas de pasta harissa

1 manojo de cilantro fresco, cortado en trozos grandes

1 manojo de perejil fresco, cortado en trozos grandes

8 salchichas merguez

mantequilla o ghee

Preparación

1. Calienta el aceite de oliva en una olla de fondo grueso. Pica la cebolla y fríela a fuego medio hasta que quede tierna. Añade el ajo y remueve un poco, hasta que empiece a dorarse.

2. Añade el calabacín en dados y remueve hasta que se dore, alrededor de cinco minutos.

3. Añade el tomate en dados, el tomate frito y el tomillo. Remueve todo durante un rato.

4. Incorpora el caldo. Baja el fuego cuando empiece a hervir. Añade el cuscús sin dejar de remover, junto con las aceitunas, las alcaparras y la harissa. Mezcla bien todos los ingredientes y cuece durante 7 minutos con la olla tapada.

5. Calienta la mantequilla o ghee en una sartén y añade las salchichas cuando esté bien caliente. Fríelas a fuego alto durante 1 minuto y baja el fuego. Fríelas durante unos 7 minutos, dándoles la vuelta de vez en cuando. Asegúrate de que están bien cocidas y sírvelas con la ensalada.

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Francés Alemán Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!