Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr


Hacerte masajes de forma habitual tiene muchísimos beneficios: te relaja y aumenta tus niveles de energía. También favorece la producción de oxitocina (la hormona del amor) y serotonina (hormona de la felicidad). Desafortunadamente, ir al masajista cuesta dinero. Pero, tienes una solución más sencilla y económica más cerca de lo que piensas: ¿has probado alguna vez el automasaje? Abyanga es la palabra en sánscrito para referirse al “masaje de todo el cuerpo” -que es el tipo más famoso de masaje ayurvédico.

Abhyanga es el tipo de masaje corporal que incluye incluso la cabeza y el rostro. Es importante que para ello, escojas un aceite de masaje que sea adecuado a tu dosha. Nuestra colección The Ritual of Ayurveda ha sido ampliada para incluir 3 nuevos aceites secos

Estos exquisitos aceites para cuerpo y cabello están enriquecidos con hierbas y especialmente creados para las necesidades específicas de cada uno de los 3 tipos de dosha: VATA, KAPHA and PITTA. VATA relaja cuerpo y mente, KAPHA te llena de amor y serenidad y PITTA te aporta felicidad y energía. Estos aceites secos son 100% naturales, están enriquecidos con aceite de almendras dulces y albahaca y aportan una nutrición intensa a tu cuerpo y cabello.

Los pasos para el abyanga

1. Para sacarle el máximo a tu sesión, debes encontrar un lugar cálido y tranquilo.

2. Escoge el aceite que mejor se adapte a las necesidades de tu cuerpo y alma.

3. Pon la botella cerrada de aceite seco dentro de un bol con agua caliente para calentar el aceite. Pon una gotita en tu muñeca para comprobar que no esté demasiado caliente.

4. Frota entre las palmas de las manos varias gotas de aceite y masajea las sienes y el cuero cabelludo durante un par de minutos.

5. Baja a la cara y continúa masajeando la frente, las sienes, las orejas, las mejillas y la mandíbula con un movimiento circular.

6. Continúa con tu masaje con movimientos descendentes hacia el cuerpo centrándote en las articulaciones con movimientos circulares más pequeños y en círculos más grandes entre ellas.

7. Masajea por último tus pies y, cuando acabes el masaje, deja el aceite en la piel entre 15 a 20 minutos.

8. Date una ducha caliente y sécate bien después.

Hemos hecho un vídeo, especialmente para ti, mostrando estos pasos. ¡Mímate y descubre la verdadera relajación!

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Danés Francés Alemán Bokmål Portugués, Portugal Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!