Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

El Feng Shui es la antigua práctica china de crear espacios armoniosos que potencien y faciliten el equilibrio del flujo de energías. Sus principios son aplicados a menudo en las casas para hacerlas más confortables y atraer la prosperidad en la vida. ¿Quieres saber cómo aplicar de manera fácil esta antigua sabiduría en tu hogar?

Feng Shui básico

Todas las cosas contienen e irradian energía, incluso los objetos. Con el Feng Shui puedes canalizar esta energía de manera positiva y dejarla fluir sin obstáculos en tu casa. Esta práctica está basada en la idea de que los hogares son el reflejo de nuestros mundo interior. Así que tu propia energía y la energía de tu hogar deben estar alineadas para satisfacer tus necesidades y ayudarte a llegar a donde te plantees en la vida. Se centra básicamente en cómo situar los muebles, las cosas y la disposición de las habitaciones de manera que se consiga la mayor armonía posible entre su flujo de energía y la del usuario. Cada habitación sirve a un propósito concreto y tiene su propias normas para optimizar el flujo de energía.

El salón

Tu sala de estar es donde pasas a mayor parte de l tiempo, así que es mejor que te asegures de que sea el lugar donde de verdad puedas sentarte y descansar.

– Ordena y limpia tu casa. El desorden tiene una influencia negativa en los niveles de energía. Antes de empezar, asegúrate de que las habitaciones de tu casa están y dan sensación de orden.

– La mejor posición para el sofá es situarlo con el respaldo junto a un muro sólido e idealmente el más alejado a la entrada, de manera que tengas una buena visión de la puerta. Deja un poco de espacio entre el muro y el respaldo.

– Crea una atmósfera acogedora poniendo algunos muebles pequeños para dejar libros o las bebidas, pero asegúrate de que no interrumpen las zonas de paso, de manera que puedas moverte fácilmente sin tener que esquivarlos.

– El Feng Shui no solo se ocupa de la colocación de los muebles, también los colores son importantes. Si tu salón es gris, añade unas notas de color para crear la armonía perfecta.

El dormitorio

Tu dormitorio es la habitación más relajante de tu casa y el lugar en el que puedes encontrar la calma. Debe ser un lugar en el que te sientas a gusto en el que relacionarte de manera saludable y emotiva y relajar tus sentidos.

– Escoge colores relajantes. El azul es un color perfecto para una habitación.

– Nunca sitúes tu cama en sentido contario a la puerta (con los pies apuntando a ella). A esto se le llama la posición del ataúd; sobra decir de dónde viene la expresión y por qué debes evitarla.

– Tampoco debes colocar tu cama bajo una ventana, porque la energía entra y sale de la habitación a través de ellas. Si tu cama está en ese camino, la energía pasará sobre ti, haciendo que no descanses bien por las noches.

– Evita los espejos o cuadros enfrente o sobre la cama, ya que se consideran intrusivos. Como si estuvieras dejando entrar a una tercera persona en tu relación de pareja.

– Pon velas, siempre a pares, o barritas aromáticas para ayudar a crear esa atmósfera de relajación con su aroma.

El baño

De acuerdo con el Feng Shui el baño es la habitación que siempre debe permanecer cerrada, ya que la gran cantidad de agua que alberga arrastra la energía.

– Para asegurarte de que la energía no se escapa, baja la tapa del inodoro y tapa los desagües después de la ducha o baño.

– Cuelga un cristal del techo. Así harás que la energía vaya hacia arriba en lugar de escaparse por los desagües.

– Añade algunos elementos de tierra en tu baño para equilibrar los cinco elementos (agua, tierra, metal, madera y fuego), muy importantes en el Feng Shui.

A pesar de que el Feng Shui es considerado a menudo como una superstición, mucha gente experimenta algunos beneficios después de aplicar sus principios. Al fin y al cabo, tu casa es el lugar en el que te puedes relajar y disfrutar. Hacer estos simples ajustes te puede ayudar a sentirte bien en tu entorno e incluso sacar lo mejor de ti.

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Francés Alemán Sueco

Related posts

Leave a Comment

Error: Please check your entries!