Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

El Feng Shui es la ancestral práctica china de crear entornos armoniosos que potencien el equilibrio del yin y el yang y el flujo de energía vital: el Qi. El Feng Shui existe desde hace miles de años y está muy relacionado con la filosofía Tao. Pero, ¿qué es realmente lo que esta antigua sabiduría trata de conseguir?

La esencia del Feng Shui

La base del Feng Shui es situar los muebles, los edificios y la disposición de las habitaciones de manera que se alcance la máxima armonía entre el flujo del Qi del entorno con el del usuario.

La creencia es que esta armonía traerá buena suerte en todos los aspectos de la vida. Se basa en la idea de que nuestras casas son un reflejo de nuestro mundo interior. De manera que tu energía y la de tu casa deben estar idealmente alineadas para alcanzar tus metas y conseguir lo que quieres en la vida.

Por lo tanto, es importante ser consciente de la energía que aportas. Sé consciente de cómo arreglas las habitaciones, los muebles y la decoración y rodéate de belleza. Todo contiene e irradia energía, incluso los objetos, y con el Feng Shui puedes canalizar toda esa energía de una manera positiva y que fluya libremente en tu casa.

¿Cómo llevarlo a cabo?

Puedes hacerlo de la manera más tradicional pero también más complicada: con la ayuda de un compás de Feng Shui y astrología, por ejemplo. Pero nuestro consejo es que dejes esto en manos de profesionales. Para hacerlo de una manera sencilla, nos centraremos únicamente en el enfoque occidental de la decoración: el Feng Shui de Sombrero Negro.

Lo más importante es ordenar y limpiar tu casa. El desorden influye negativamente en el Qi. Así que, antes de empezar, asegúrate de que las habitaciones de tu casa están limpias y ordenadas.

El segundo paso es encontrar el centro de tu casa. Este es el punto Yin Yang y es muy importante para canalizar correctamente la energía adecuada en los espacios de tu casa.

Encuentra el centro de tu hogar

Necesitarás un plano de la casa y un mapa Bagua como este que ves en la imagen inferior. Debes dividir el plano en 9 cuadrantes como el Bagua. Excluye cualquier extensión, ya que estas deben ser valoradas por separado.

3 Feng Shui Bagua map Blog Sept 2015

En esta versión, sitúas la parte inferior del Bagua en la entrada. Esta debe ser la puerta de entrada que definió el constructor, incluso aunque tú normalmente uses otra entrada. Tu puerta debe coincidir con autoconocimiento, profesión o viajes.

Encuentra los cuadrantes correspondientes respecto al plano de tu casa para hacerte una idea de qué habitaciones generan cada tipo de energía y usa esto como guía para mejorar el flujo positivo en las áreas que quieras. En estas áreas, debes usar los colores que se indica y asegurarte de incluir los objetos que ayudan a conseguir cada cosa.

Ejemplos:
ABUNDANCIA: Plantas, barcos.
FAMA: premios, animales.
RELACIONES: pares de objetos (dos de cada).
FAMILIA: Fotos de familia.
VIAJES/AYUDA DE LOS DEMÁS: objetos religiosos y souvenirs.
AUTOCONOCIMIENTO: libros y ordenadores
PROFESIÓN: espejos fuentes.
SALUD: Cerámica, objetos de piedra.
NIÑOS, CREATIVIDAD: Obras de arte, fotos de niños.

El feng Shui no solo consiste en situar objetos para mejorar el Qi. Los colores también tienen su importancia. Y no creas que es suficiente con poner colores suaves y relajantes. Se trata de equilibrar el Yin y el Yang, así que si por ejemplo tu salón es gris, necesitas toques importantes de color para conseguir una armonía perfecta.

Si tienes mucho espacio deberías pensar en reservar una habitación para tus Me-Time. Un lugar en el que puedas relajarte y que ayude a tu cuerpo y tu alma a encontrar la calma. Si no tienes tanto espacio, simplemente reserva un lugar de tu habitación o tu dormitorio para este fin.

Feature Photo Feng Shui Home Blog Sept 2015

Reglas básicas para el comedor

El sofá debe estar colocado contra un muro sólido y, para ser perfecto, en la pared más alejada de la entrada, de manera que veas perfectamente la puerta. Deja un pequeño espacio entre la pared y el sofá.

Si no tienes una pared en la que poner el sofá, coloca un mueble detrás, con lámparas altas para crear más seguridad. Y coloca un espejo delante de este espacio para asegurarte de que puedes ver detrás de ti.

Debes procurar que el área para sentarse favorezca la conversación. No hay reglas fijas sobre las distancias pero cuando hay 3 metros de distancia entre el sofá y el asiento más cercano o cuando es tan reducido que puede ser incómodo, puede producir un efecto negativo, ya que se convierte en una zona poco acogedora.

Sitúa también algún pequeño mueble para libros o bebidas para crear un ambiente más acogedor. El flujo de paso debe estar despejado, además, evitarás tropezar con los muebles si no los pones en tu camino. Por lo que toca a su forma, se recomiendan las circulares y ovales para la mesa de café, ya que facilita el paso de energía. Pero esto no te impide tener otros muebles rectangulares o cuadrados. El Feng Shui es equilibrio así que deben estar compensados. Respecto a los colores, la referencia es el mapa Bagua y debes tener objetos de los colores indicados en tonos fuertes.

Por ejemplo, si quieres potenciar tu prosperidad y abundancia, debes poner plantas moradas (por ejemplo orquídeas) en esa área.

Reglas para la habitación

Los dormitorios son las habitaciones más Yin de la casa, los lugares donde te calmas  y relajas. Para crear equilibrio debes eliminar todo el desorden y las cosas que tengan que ver con el trabajo. La suciedad y el polvo hacen que se estanque el Qi, lo que puede provocar enfermedad y desencuentro con tus relaciones. Debe ser un lugar en el que recuperarse y mantener relaciones saludables y amorosas, y relajar tus sentidos.
Evening-Rituals-Blog-740x411

Qué no hay que hacer

Nunca pongas la cama en el lado contrario a la puerta (con los pies apuntando a ella). Se le llama posición del ataúd, no es necesario explicar de dónde viene el nombre y por qué deberías evitarlo…

-Tampoco deberías colocar la cama debajo de las ventanas. El Qi entra y sale de la habitación a través de las ventanas. Si tu cama está en el camino, la energía pasará por encima de ti mientras duermes y provocará sueños intranquilos.

-Evita poner el colchón directamente en el suelo. Podrías bloquear la principal entrada de Qi.

-Evita los espejos o cuadros enfrente o sobre la cama, ya que se consideran intrusiones de personas ajenas a las relaciones.

-Nunca pongas la cama en el muro que separa la habitación del cuarto de baño.

-No cuelgues cuadros de agua o navegación porque el agua es muy Yang e interfiere con la calidad del Yin.

Qué debes hacer
Pon velas (siempre a pares para las relaciones de pareja) o barritas aromáticas para ayudar a crear un ambiente de relajación. Los tonos rosa y rojo potencian la pasión y las figuras de patos en cuarzo rosa ayudan a las relaciones.

Hazlo visualmente relajante y pon los muebles de manera que la energía pueda fluir sin obstáculos.

Para comenzar

Lo cierto es que con este blog solo nos hemos acercado un poquito a la superficie del Feng Shui para crear un entorno más positivo en tu casa. Si deseas saber más sobre esta antigua sabiduría para decorar tu casa, te recomendamos contactar con un especialista o hacerte con un buen libo sobre la materia.

Esperamos haberte dado una mirada inspiradora sobre este antiguo arte chino, que tal vez te ayude a mejorar algunos aspectos de tu vida. Una cosa es segura; solo lo descubrirás si lo pruebas. ¡Buena suerte!

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Francés Alemán Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!