Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

En teoría, el día puede dividirse en ocho horas de sueño, ocho horas de trabajo y ocho horas de tiempo libre. Sí, ya te oímos preguntarte: “¿Y dónde encajan los trayectos al trabajo, cocinar o limpiar? ¿Son parte de mi “tiempo libre”?”

Casi siempre vamos acelerados por las mañanas. Vamos al trabajo y después a casa. Y si nos queda algo de tiempo al final del día, hacemos las cosas que nos gustan. Pero, ¿por qué no cambiamos las costumbres y nos ponemos a punto para el día haciendo las cosas que nos gustan a primera hora?

Los beneficios de levantarse temprano

De acuerdo con el Ayurveda, lo que haces en las primeras horas del día marca tu ritmo para todo el día. Levantarse pronto por las mañanas puede suponer un esfuerzo. Es difícil salir de la cama y, una vez lo haces, vas con prisa haciendo tus rutinas de la mañana y llegas al trabajo ya con estrés. En cualquier caso,  si empiezas el día con algo que te haga más feliz, facilitará que te sientas con más calma y disfrutes de sus beneficios a lo largo del día.

Levantarte temprano y hacer algo que te aporta felicidad tiene un gran impacto en tu salud mental. Los madrugadores suelen sentirse más optimistas y son más propensos a sentirse satisfechos con sus vidas. ¿Sabías que mucha gente de éxito suele levantarse temprano? Varios estudios han señalado que tu productividad aumenta y es más fácil alcanzar tus metas cuando comienzas el día haciendo algo de lo que disfrutas.

Pequeños momentos llenos de significado

Estos momentos felicidad matutina no tienen porqué ser muy elaborados o llevarte mucho tiempo. Empieza la semana haciéndote el lunes un buen desayuno de domingo. Levántate quince minutos antes para leer un capítulo de algún libro o saca algo de tiempo para ver tu programa favorito. En lugar de darte una ducha rápida, comienza el día con un baño. ¿O tal vez prefieres encontrarte con un amigo en un bonito café para desayunar juntos? Sal afuera, coge energía con algún ejercicio físico o simplemente disfruta de un momento de paz en las tranquilas horas de la mañana.

Cuando conviertas levantarte temprano en un hábito, sentirás menos estrés y mayor satisfacción con las cosas que hagas. Rétate mañana poniendo tu despertador un ratito antes, dale la bienvenida al día haciendo algo que te gusta y deja entrar más felicidad en tu vida.

Este blog es el número 1 de las 10 maneras para ser la mejor versión de ti mismo. Descubre cómo traer más salud, felicidad y paz a tu vida aquí.

Este post también está disponible en: Holandés Francés Alemán Portugués, Portugal Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!