Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

UN FUTURO FELIZ
Pregunta a cualquier madre o padre. Te dirán que quieren que sus hijos crezcan como personas felices, equilibrados emocionalmente y preparados para enfrentarse a los retos que la vida les ponga en el camino. Ellos pondrán todo su empeño en que sea así. Pero, ¿realmente sabemos qué hace felices a los niños?

AMOR INCONDICIONAL
La felicidad empieza sintiendo que tienes un refugio seguro. Es saber que alguien en quien confías no te dejará caer. Por eso, una de las cosas más importantes que le puedes dar a tu hijo es amor incondicional. Los niños que se sienten queridos y saben que sus padres están ahí en cualquier momento, crecen como personas que confían más en sí mismos. Sus resultados escolares son mejores y manejan mejor sus emociones comparados con niños que reciben menos o poco amor de sus padres. Estos últimos son a menudo más agresivos, impulsivos e hiperactivos y se atreven poco a vivir nuevas experiencias. Por otro lado, los niños que han sido amamantados tienen el hipocampo un 10% más grande, donde se controla el stress y la memoria.

Mima, ama, escucha y no juzgues. Está simplemente ahí.

POSITIVIDAD
Los niños son felices cuando sus padres son felices. Aunque te creas que puedes ocultarle la negatividad o los sentimientos tristes, es algo intangible que afecta igualmente a tu hijo. Para criar a un niño feliz debes cubrir primero tus propias necesidades y estar contento y feliz. Haz ejercicio, ten un hobby y queda con los amigos. Tómate tiempo para ti para relajarte y serenarte.

COMUNICACIÓN
Los niños que crecen en medio de conflictos porque sus padres discuten y se pelean continuamente, tienen un rendimiento escolar peor y es más probable que incluso tengan algún problema de drogas cuando se hacen mayores. Así que lo mejor que puedes hacer por tu hijo es acordar una comunicación respetuosa con tu pareja y evitar pelearos delante de ellos. Eso no significa que no puedas discutir. Es cómo se desarrolla la discusión lo que acaba afectando al niño. Es curioso, pero el 80% de los niños que provienen de un hogar roto por un divorcio NO sufren problemas psicológcos.

HAPPY-KIDS-2

HUMOR
La consigna es: haz bromas, ríe, haz tonterías y diviértete con tus hijos desde muy pequeños. Estas son las herramientas que necesitas para facilitarle a tu hijo un tipo de pensamiento creativo, ayudarle a socializar con facilidad y a manejar mejor el estrés.

DÉJALO TRANQUILO
Dejarlo a su aire significa no merodear todo el tiempo alrededor suyo como un helicóptero espía. Los niños necesitan aprender de sus errores desde su propia experiencia y por ellos mismos para ganar confianza. Así que no te estreses intentando resolverle las cosas desde el principio, deja que tu hijo descubra sus propias soluciones. Es más, los niños con padres controladores tienden a desarrollar mayor ansiedad e inseguridades y son menos receptivos a nuevas experiencias, que los niños de padres con una actitud más relajada.

CRIANZA PERSONALIZADA
No todos los niños son iguales. ¡Afortunadamente! Eso significa que tampoco puedes tratarlos por igual. Un niño que maneja sin problemas sus emociones necesita menos control y más autonomía. Pero si tu hijo no es tan bueno regulando sus sentimientos, quizás podría necesitar algo más de estructura y unas normas bien definidas.

¡JUEGA!
Los niños de hoy tienen mucho menos tiempo para jugar del que tenímos nosotros, cuando era normal jugar al aire libre y ser activo, no vivir pegado a la televisión, a la tablet o al teléfono. La actividad es muy importante para los niños. Desarrolla su creatividad, sus habilidades motoras y sociales, y les da fortaleza emocional. Un estudio reciente relaciona unos altos niveles de sentimientos depresivos y transtorno de déficit de atención de los niños debido a la falta de contacto con la naturaleza y el aire libre. Y es que el aire fresco y la actividad impulsan su energía y buen humor. También ayudan los deportes. Sentirse competente es la llave de la felicidad. Los niños que creen que son buenos deportistas tienen un nivel mayor de bienestar que los niños que realmente son buenos en ellos.

HAPPY-KIDS-3

ALABA, PERO BIEN  
No alabes a tu hijo por sus habilidades o por su inteligencia, hazlo por los esfuerzos que hace. Dile que estás orgullosa/o por el gran trabajo que ha hecho en su presentación en lugar de decirle lo listo que es.

DÉJALES AYUDAR
Aunque no te des cuenta, los niños necesitan darle un significado a sus vidas, igual que nosotros. Se sienten felices cuando pueden ayudarte o hacen algo por algún amigo. Además es una buena manera de hacer crecer su confianza.

La felicidad es una elección que podemos hacer por nuestros hijos. Dale las herramientas correctas y dales buen ejemplo. Todo comienza con positividad y respeto. Mimale, quiérele, alábale y dale espacio para desarrollar su propia personalidad, y con ello, su confianza. Si todos practicáramos esta mágia siendo padres, podríamos hacer del mundo un lugar mucho más feliz.

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Francés Alemán

Leave a Comment

Error: Please check your entries!