Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

Hoy en día, es común llevar un ritmo es acelerado y lleno de actividades, por lo el dolor muscular y las contracturas en el cuello es algo muy habitual. Cuando nos estresamos, nuestro cuerpo produce unas hormonas que aumentan la tensión en los músculos y también la sensibilidad al dolor. Es evidente que no estamos a gusto viviendo con estrés pero una vez eres consciente de las señales que te da tu cuerpo, podrás aliviar la tensión de una manera muy simple.

Hombros y cuello

Si pasas la mayor parte del día detrás de un escritorio, probablemente no prestes mucha a tención a cómo te sientas. Pero una mala postura puede afectar a tu salud. Por ejemplo, encoger los hombros reduce el flujo de sangre hacia tu cerebro. Esfuérzate en bajarlos moviendo el esternón y relajando el cuello. Si sientes tensión en el cuello, cuando estés sentado cruza los dedos de las manos y ponlas detrás de la cabeza. Mantén la espalda recta y poco a poco, empuja el torso hacia los muslos llevando la barbilla hacia el pecho. Mientras presionas, usa tus manos para mantener la cabeza alejada del cuello.

La mandíbula

Algunas personas suelen de rechinar los dientes, apretar la mandíbula o mantener mucha tensión en los labios cuando están estresadas. Para relajar la mandíbula, simplemente tienes que separar los labios. Pero, si necesitas relajarla aún más, abre la boca tanto como puedas para relajar los músculos. ¡Y no olvides sonreír! La sonrisa relaja los músculos faciales y te hace sentir algo más feliz enseguida.

theirituaofdaomassage

Masaje

Un masaje es una de las mejores maneras de aliviar la tensión corporal y mental. Cuando sientas los músculos contracturados, masajéalos para relajarlos. Sobre todo, los que están entre los hombros y el cuello. Mejora el resultado usando unas gotas de aceite de masaje, así reducirás la fricción entre las manos y la piel. Escoge una fragancia relajante, por ejemplo la de nuestro aceite de masaje relajante de el Ritual Dao, con el efecto calmante del Loto Blanco.

Yoga

La práctica del yoga ayuda de muchas maneras al cuerpo, pero especialmente en épocas de estrés. El yoga te ayuda a prestar atención a cómo se siente el cuerpo y a ser más consciente. Las posturas te ayudan a contrarrestar el desequilibrio muscular que causan tantas horas delante de un ordenador. ¿Quieres probar? Inténtalo ahora con una de las rutinas de yoga de nuestra app. https://eu.rituals.com/en-nl/app.html

Entona el Om

Si alguna vez has asistido a una clase de yoga, sabrás que los yoguis siempre acaban su práctica cantando Om. Puede parecerte algo raro al principio, pero esta frase fue escogida específicamente por sus beneficios. Este mantra causa vibraciones en el cuerpo que abren la nariz y las vías respiratorias, lo que ayuda a aliviar tensión en la cara, cuello y parte superior del cuerpo.

Terapia para las manos

¡No olvides tus manos! Especialmente si pasas mucho tiempo escribiendo en el ordenador, pueden agarrotarse y estar tensas. Presta atención al punto entre el pulgar y el índice. Masajea el tejido entre ellos con el pulgar de la otra mano haciendo un poquito de presión dibujando ochos sobre la piel. Presiona ligeramente la carne entre estos dos dedos para relajar toda la mano.

Meditación

Si estás pasado por un momento duro y circunstancias estresantes es preciso que des un paso a tras y te relajes para aliviar el estrés y recuperar el equilibrio. La meditación es una actividad muy agradable de reconectar con tu cuerpo y nuestra app te ofrece varias guías de meditación para ayudar a que te sientas muy bien. Pruébalas aquí: https://eu.rituals.com/en-nl/app.html

Respira

Por último  pero no menos importante, tómate tiempo para concentrarte en tu respiración. El estrés provoca un ritmo respiratorio corto y agitado, lo que no ayuda a aliviar la tensión. Resérvate unos minutos al día para practicar una respiración consciente. Solo tienes que colocar tus manos sobre el estómago y dirigir tu respiración hacia las palmas. Fíjate especialmente en la exhalación, ya que expulsar el aire relaja tu cuerpo. Si necesitas algo de relajación profunda, prueba con alguno de nuestros ejercicios respiratorios: http://www.enjoythemomentri

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Francés Alemán Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!