Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

Yoga en casa: la tendencia en salud

Con todos los diferentes tipos de ejercicios que hay en el mundo, ¿por qué elegir yoga? Podríamos darte una larga explicación, pero la respuesta corta es que beneficia tu salud emocional y física como ninguna otra rutina de ejercicios, te conecta contigo misma, relaja tu sistema nervioso, refuerza tu sistema inmunológico, aumenta tu capacidad pulmonar y estimula el cerebro, y estos son son algunos de los tantos beneficios. Después de todo, las personas han estado haciendo yoga durante al menos 5.000 años, así que tiene que valer la pena.

Lo primero es lo primero: encuentra tu estilo

Antes de preparar todo para hacer yoga en casa, primero necesitas encontrar el tipo de yoga que mejor va contigo. “Hatha” es el nombre del tipo de yoga que mayormente se practica en el mundo occidental, se basa en hacer distintas posturas (asanas) y se centra en la respiración para alinear la mente, el cuerpo y el espíritu. Hatha es ideal para restablecer el equilibrio, como lo demuestra este vídeo exclusivo con Laura, nuestra experta en yoga. Si buscas un enfoque más dinámico y de alto impacto para tonificar tus músculos, prueba el yoga Vinyasa, así lo enseña el experto Chris. Si te atrae el yoga por su efecto relajante tanto en el cuerpo como en el alma, te recomendamos el yoga Yin con la experta Erica, involucra posturas más tranquilas y meditación.


El mejor yoga es el que puedes practicar en casa

Ahora que has conocido algunos tipo de yoga, esperamos que puedas comenzar a incorporar el que creas que es mejor para ti y practicarlo en casa todos los días. ¿Para qué estresarte tratando de encontrar el tiempo para hacer yoga en el centro dos veces a la semana cuando puedes hacerlo cuando a ti te convenga?

El yoga es un proceso de autoaceptación: dar los primeros pasos, descubrir y explorar tus límites y no comparar tu estado físico con el de otras personas. Todos estos beneficios los puedes alcanzar practicando yoga en casa. Aquí hay algunos consejos para que tu nuevo ritual de yoga sea un éxito seguro.

Crea tu espacio sagrado

Te sorprendería lo fácil que es convertir un rincón de tu casa en tu espacio para practicar yoga. Escoge un lugar tranquilo lo suficientemente amplio como para tener total libertad de movimiento, enciende algunas velas perfumadas para mejorar la experiencia con un toque de aromaterapia y asegúrate de que al menos una pared esté vacía, porque en algún momento de la práctica la usarás para apoyarte. Cada espacio de yoga también requiere una esterilla de calidad, preferiblemente antideslizante ¡y por suerte la tenemos! Puedes sumar también un cojín cómodo y con estilo como este para usarlo en casa cada vez que lo necesites.

La seguridad es la clave

Al igual que en cualquier otro ejercicio, la seguridad es lo más importante. Eso significa que siempre tienes que estirar y entrar en calor antes de comenzar la sesión de yoga. Evita posibles lesiones y mejora la flexibilidad durante tu práctica de yoga, siguiendo este vídeo-lección exclusivo. Además, asegúrate de escuchar tu propio cuerpo y no forzarlo si aún no te sientes preparada. No tendrás un entrenador que te supervise, pero no pasa nada si eres consciente de la forma en que tu cuerpo se mueve y siente. A fin de cuentas, tú eres el mejor juez para decidir lo que puedes o no hacer.

Ropa que ni se siente

Reconozcamos que gran parte de la ropa de yoga que hay en el mercado, fue diseñada para impresionar al resto más que para ayudarnos a aprovechar al máximo la clase . La colección de ropa Soulwear de Rituals tiene una línea completa dedicada a Yogawear, hecha con tejidos exclusivos y transpirables para garantizar una total libertad de movimiento. Y no solo es elegante, sino que también ha sido creada teniendo en cuenta específicas posturas de yoga, fusionando la elegancia con la funcionalidad. Desde leggings hasta camisetas de tirantes, tu vestuario de yoga estará completo después de visitar nuestra web o cualquier de nuestras tiendas.

Yoga a tu medida

Otro beneficio de hacer yoga en casa, y no en una clase llena de gente, es que tú mandas. Dependiendo del día que tengas o de lo que quieras lograr, puedes decidir qué posturas hacer, en qué orden hacerlas y durante cuánto tiempo. ¿Necesitas un estímulo de energía? Haz algunos saludos al sol. ¿Quieres relajar tu cuerpo y mente antes de ir a dormir? Prueba un poco de Nidra yoga. Cuando practicas yoga en casa, solo necesitas tener en cuenta tus propias necesidades, limitaciones de tiempo, etc.

¿Entonces, qué esperas? Coge estos consejos y ve corriendo (o ponte perro boca abajo) a prepararte para hacer yoga en casa de la mejor manera posible. Buena suerte, diviértete, y por supuesto, Namasté.

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Danés Francés Alemán Bokmål Portugués, Portugal Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!