Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

¡Es esa época del año otra vez! Coges tus gafas de sol, tu toalla de playa, y todos los libros que has estado guardando para leer en tus vacaciones de verano. Pero espera un segundo, ¿por qué ha estado recolectando libros todo el año en lugar de leerlos? Si eres como el resto de nosotros, es porque la lectura es un placer que sólo nos podemos permitir cuando tenemos tiempo para ello. Y por supuesto, lo asociamos sólo con el descanso y la relajación de estar de vacaciones. Una pena, teniendo en cuenta cómo sentarse con un buen libro es algo que deberíamos estar haciendo todos los días. Quizás te convenzamos con algunas de estas razones.

1. La lectura te relaja

Después de un agotador día de trabajo y otros compromisos, muchos de nosotros buscamos el mando a distancia de la televisión, pensando que no exigirá gran parte de nuestro intelecto y por lo tanto nos desestresará. Pero la ciencia dice que esto es un error. Como publicaba The Telegraph, un estudio realizado en 2009 por la Universidad de Sussex demostró que concentrarse en la palabra escrita era la manera más eficaz de combatir el estrés, lo que resulta en una disminución de las frecuencias cardíacas y la reducción de la tensión muscular. De hecho, en sólo seis minutos, los participantes estaban más relajados que cuando veían la televisión, daban un paseo o bebían una taza de té.

2. La lectura ejercita la mente

Otra razón por la que no debes esperar hasta que estés a orillas del mar para comenzar esa nueva novela es que nuestros cerebros necesitan la estimulación que la lectura proporciona para mantener nuestros recuerdos, previniendo el Alzheimer y la demencia. No esperes hasta julio o agosto para ir al gimnasio; debes tener el mismo respeto por tus capacidades mentales como por su salud física.

3. La lectura contra las distracciones

En una época en la que tanto niños como adultos son diagnosticados con trastorno de déficit de atención, la capacidad de hacer una sola tarea se ha ido perdiendo. Estamos en Twitter, revisando nuestro e-mail, viendo videos de gatos en YouTube… ¡y todos al mismo tiempo! Y nada de esto nos ayuda en nuestra concentración o nuestra productividad. Leer un libro bloquea todo el ruido externo y la información con la que la era digital nos bombardea, lo que nos obliga a concentrarnos en una sola actividad. Lee un libro durante unos minutos cada mañana o por la noche y notarás una notable mejoría en su capacidad para completar tus tareas en el trabajo.

4. Leer te hace una mejor persona

Cuando se profundiza en una historia con personajes de todos los ámbitos de la vida, ayuda a conocer distintos puntos de vista. Esto te lleva a ser más empático, porque eres capaz de ver el mundo desde un punto de vista diferente. La empatía es un rasgo importante de la personalidad que la mayoría de nosotros podríamos usar más, y si podemos desarrollarla haciendo algo tan divertido como leer, es una lástima que no leamos más a menudo.

5. La lectura te inspira a vivir una mejor vida

El mundialmente conocido escritor de fantasía George RR Martin dice: “Un lector vive mil vidas antes de morir. El hombre que nunca lee vidas solo vive una vez.” Muy emocionante y apropiado – cuando leemos libros somos capaces de conocer lugares, personas y acontecimientos que no encontramos en la vida cotidiana. Los libros contienen página tras página de inspiración, llevándonos en caminos que nunca habríamos explorado si no los hubiéramos elegido de los estantes.

¡Éstas son sólo cinco excelentes razones por las que hay que sacar tiempo para leer todos los días en lugar de esperarnos solo a las vacaciones. Hay un sinfín de motivos más, pero ahora preferimos daros algunas sugerencias de libros para empezar. No esperes para llevarte estos libros a la playa. Encuentra una silla cómoda en tu casa y empieza abriendo uno hoy mismo.

Objetivo: Felicidad

De Gretchen Rubin

Tomando como base el hecho de que “los días son largos, pero los años son cortos. Rubin decidió dedicar un año de su vida al estudio de la evidencia científica, la sabiduría antigua y la cultura popular con el objetivo de convertirse en una persona más feliz. A lo largo del camino, aprendió algunas lecciones interesantes, incluyendo que el dinero puede ayudar a comprar felicidad si sabes gastarlo con conciencia y que algunos de los cambios más pequeños en la vida pueden causar los efectos más positivos. Sin duda, una lectura inspiradora e informativa para cualquiera que quiera frenar y llenar con más felicidad su vida cotidiana.

The Mothers

de Britt Bennett

Esta novela-debut, ambientada en una comunidad afro-americana muy unida en el sur de California, comienza con un secreto. Como nos dice el narrador: “Todos los buenos secretos tienen su sabor antes de decirlos, y si hubiéramos tomado un momento para estrujarlos alrededor de nuestra boca, podríamos haber notado la acidez de un secreto inmaduro, arrancado demasiado pronto, robado y que hay salido a la luz antes de tiempo.” Una historia emocionante con mucho que decir sobre la maternidad, la religión y la tragedia personal. Un libro que se quedará contigo mucho después de que hayas pasado la última página.

Modern Romance: el amor en la era digital

de Aziz Ansari y Eric Klinenberg

El bestseller del cómico y actor Aziz Ansari es una lectura obligada para cualquier persona interesada en cómo las citas y el matrimonio han evolucionado durante décadas, gracias a los cambios en la cultura y el avance de la tecnología. Ansari hace algunas observaciones agudas acerca del amor en la era digital, que produce preguntas tan ardientes como, “¿Por qué este tipo me acaba de enviar un emoji de una pizza?” Hilarante y reflexivo, te encontrarás reconocida y riéndote en voz alta mientras lees esta obra única de no ficción.

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Francés Alemán Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!