Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

Todas hemos cometido alguna vez el mayor pecado contra la belleza: dormir sin quitarnos el maquillaje. Puede que estuviéramos demasiado cansadas como hacerlo peor al dái siguente nos levantamos con los ojos como un mapache y la almohada totalmente manchada de base y colorete. Pero los estragos mayores no son visibles bajo la mirada. A saber: acabamos de pasar de 6 a 8 horas taponando nuestros poros y exponiendo nuestra piel a potenciales reacciones, irritaciones y aspereza. Y eso son solo los efectos a corto plazo; si duermes a menudo sin desmaquillarte te expones a bacterias y al envejecimiento prematuro de la piel.

Ahora vienen las buenas noticias: si eliminas el exceso de maquillaje y hacer tu ritual de cuidado de la piel diariamente, te levantarás con los beneficios que te proporciona un verdadero sueño de belleza. Tu piel se sentirá fresca y rejuvenecida y tú estarás lista para darle la bienvenida al día con tu mejor cara. Aquí tienes una guía paso a paso de cómo puedes conseguir estos resultados diarios usando la exquisita y renovada gama de cuidado facial de Rituals.

1. Está en tus ojos

Es muy importante que elimines todos los restos de lápiz y máscara. Si los dejas, pueden causar infecciones y la rotura de las pestañas. Si usa productos a prueba de agua, debes usar un desmaquillador de ojos específico. Coge un disco o bola de algodón y pon unas gotas de Rituals’ Mild Eye Make-Up Remover, comienza pasándolo desde la zona cercana a la nariz y deslízalo hacia el otro extremo. Esta fórmula no irrita ni es de textura grasa y contiene las propiedades calmantes de la Flor de Loto y el aceite de salvado de arroz. Además, también te ayudará a eliminar la barra de labios más intensa y oscura.

2. Asume los hechos

Antes de que puedas aplicar los productos nutritivos que suavizarán tu piel durante la noche, debes asegurarte de que tus poros están completamente despejados. No solo se cubren de maquillaje, a lo largo del día van invadiendo el rostro agentes externos como bacterias, polución, virus, suciedad y células muertas. Para un mejor resultado, escoge un limpiador facial específico para tu tipo de piel. Para piel normal o mixta, recomendamos aplicar Creamy Foam Cleanser para limpiar tu rostro masajeando suavemente hasta que se forme la espuma, entonces aclara con agua templada. Si tienes la piel seca o sensible, Sensational Soft Cleanser es la mejor elección, ya que se transforma en una loción limpiadora cuando entra en contacto con la piel húmeda.

3. Abajo lo viejo, arriba lo nuevo

Tu piel está constantemente eliminando y regenerando sus células. Si las células muertas no se eliminan pueden acabar apilándose y hacer que tu rostro aparezca mortecino, áspero y seco. Además taponan tus poros y causan granos. Por eso la exfoliación es tan importante para mantener una piel saludable. Los dermatólogos aconsejan exfoliar la piel una o dos veces a la semana. Cuando se hace de manera adecuada, la capa de células muertas se elimina y aparecen las células nuevas de la capa inferior, permitiendo la absorción de los productos hidratantes y nutrir la nueva piel. El exfoliante Brightening Face Exfoliator de Rituals con flor de loto y extracto de moringa es el truco perfecto para ayudar a las células a renovarse de manera saludable. Masajea sobre la piel y aclara con agua templada para realizar este paso de tu ritual.

4. Mantenla tonificada

De todos los productos disponibles en el mercado, el tónico es probablemente el mas desconocido y el que menos se incluye a los rituales de limpieza nocturnos. Es un gran error, ya que el tónico es muy  importante por dos motivos. El primero es que ayuda a mantener el pH de la piel, que puede alterarse por la alcalinidad de los jabones. En segundo lugar, ayuda a cerrar lo poros, protegiendo la piel de la polución ambiental. A diferencia de los productos mencionados anteriormente, el tónico no necesita ser aclarado después de aplicarlo en cara y cuello. Recomendamos tanto nuestro Refreshing Facial Toner como el Ultra Calming Facial Toner; los dos son productos suaves, aptos para uso diario, y son el complemento perfecto para tu rutina de limpieza de cada día.

5. Hidratación: la guinda del pastel

Cuando tu piel esté libre de maquillaje, lavada, exfoliada y tonificada, lo único que queda por hacer es evitar que te vayas a la cama con la piel seca. De la misma manera que el limpiador facial, es importante que escojas la hidratación adecuada para tu tipo de piel. Para pieles más jóvenes, la Moisture Recovery Night Cream de Rituals contiene extractos botánicos que y un complejo activo hidratante que actúa durante la noche. Si tu piel tiende a estar irritada o a tener reacciones, deberías usar Sensitive Skin Night Cream, gracias a su alto contenido en aloe vera hidrata y calma la piel más sensible. Para pieles maduras, incorporar un agente antienvejecimiento a tu rutina es esencial. Recomendamos Rich Restoring Night Cream por sus extractos botánicos reafirmantes y su complejo activo antiarrugas. Cualquiera que sea la crema de noche que elijas, asegúrate de que la aplicas en una cantidad suficiente como para garantizar una correcta hidratación.

Si te tomas el tiempo de realizar los cinco pasos de este ritual diario, la piel de tu rostro emanará salud. Y en lugar de levantarte con restos de maquillaje en la cara y en las sábanas, te sentirás renovada y con ganas de ponerle buena cara al nuevo día.

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Francés Alemán Portugués, Portugal Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!