¡Nos esperan largos y cálidos días de verano! Normalmente nos encanta el sol y el calor durante el día, pero preferimos que por las noches refresque. Los días más largos y cálidos pueden jugar malas pasadas a nuestra rutina diaria. La luz del día influye sobre nuestros ritmos circadianos, ese reloj interno que hace que nos notemos cansados por las noches y que nos despierta por las mañanas.

 

Una exposición prolongada a la luz del sol puede hacer que tu cuerpo se olvide de que ha llegado la hora de dormir. Pero es muy importante asegurarse de descansar las horas necesarias, pues tienen un papel fundamental en tu bienestar general, tu ritmo diario, tus niveles de energía y tu estado de ánimo. Puede ser todo un desafío dormir del tirón por la noche, especialmente en verano. ¿Necesitas algunos consejos prácticos para conciliar el sueño durante las cálidas noches de verano? Nosotros te los damos. Con estos consejos dormirás tan bien como en otras estaciones y podrás levantarte por la mañana descansado y listo para aprovechar el día al máximo.

 

No Te Quedes Dentro

Unas buenas horas de sueño comienzan por lo que haces durante el día. Con un tiempo tan agradable, pasar más tiempo al aire libre no te supondrá ningún esfuerzo. Da un paseo durante la hora de la comida, por ejemplo. Dedicar algo de tiempo a tu jardín (o tu balcón) durante el fin de semana también es una buena manera de mantener los pies en la tierra y el contacto con la naturaleza.

 

Deshazte Del Exceso De Energía

Según ​Els van der Helm, experta en la ciencia del sueño, es mejor hacer ejercicio al inicio del día. Las mañanas son el momento perfecto para hacer deporte porque el ambiente está aún bastante fresco.  Evita salir a correr durante la noche porque después tu cuerpo estará demasiado activo para dormir.

Este ejercicio de yoga sí que se puede hacer justo antes de ir a dormir.

 

Piensa En Positivo

Para conciliar el sueño con facilidad por la noche, apaga todas las luces y enciende una vela aromática una hora antes de irte a la cama. Una vela aromática con ingredientes relajantes como yi yi ren y loto blanco es la opción perfecta. Asegúrate de tener tiempo y luz para leer y escribir mientras tu cuerpo se ajusta a la llegada de la noche. Lee unas cuantas páginas de un libro (de papel, puesto que las pantallas te mantendrán despierto). Para irse a dormir con pensamientos positivos, escribe la frase más inspiradora del libro en un cuaderno que tengas cerca de la cama.

 

Olvídate De Las Preocupaciones

¿Te apetece picar algo antes de dormir? Los plátanos tienen triptófano que estimula la producción de serotonina, el neurotransmisor que nos ayuda a conciliar el sueño y a despertarnos de buen humor por las mañanas. Un vaso de leche caliente con un poco de miel y cardamomo tiene el mismo efecto. Los principios ayurvédicos también confirman que esa receta es uno de los mejores remedios para un sueño relajante.

 

Mindfulness

No te olvides de añadir un ejercicio de atención plena o mindfulness a tu ritual nocturno. Puede ser cualquier cosa, de hecho. Prueba a prestar una atención plena mientras te lavas los dientes, por ejemplo. Si lo haces, ganarás un tiempo que podrás emplear en dormir las 8 horas que necesitas. Date una ducha templada para purificarte y relajarte. Por último, usa sábanas de algodón en la cama y cambia los pijamas de invierno por ropa cómoda y transpirable.

Con estos consejos, tienes un sueño asegurado incluso durante los meses más cálidos del año. ¡Que descanses!

 

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Danés Francés Alemán Bokmål Portugués, Portugal Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!