Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

Nos encanta la calidez y calma del invierno pero hay algo que aún nos apetece más al final del invierno: el inicio de la primavera. El corazón se nos llena de alegría y de buenas sensaciones en esta época de renacimiento y renovación que nos carga las pilas. Nos invita a querer plantearnos las cosas de nuevo, tanto con nosotros mismos como en casa. Y no somos los únicos, gente de todo el mundo ha seguido estos mismos rituales a lo largo de los siglos.

RITUALES DE LIMPIEZA DE PRIMAVERA DE TODO EL MUNDO

La limpieza de primavera es un antiguo ritual. En China la gente limpia sus casas, ropas y espíritus antes del Año Nuevo Chino y del Festival de Primavera. Lo hacen para deshacerse de la mala suerte y desgracias que puedan haber acumulado el año anterior. Una vez la casa está lista, está prohibido tocar los suelos con una escoba, ya que podrías barrer toda la buena suerte que entró en la casa con el cambio de año.

Los iraníes tienen un ritual similar el 21 de marzo de cada año. Lo llaman Khaneh Takani, que significa sacudir la casa. Y eso es exactamente lo que hacen. Todo se limpia en profundidad: desde las camas, alfombras o cortinas hasta las ropa. Se ponen flores frescas por toda la casa para renovar la energía positiva para que el nuevo año y la primavera encuentren su camino.

En Tailandia la gente celebra el comienzo de la primavera con el festival de Songkran, en el que limpian sus casas y especialmente las figuras de Buda que poseen. La tradición es hacerlo en púbico durante un desfile, mientras que la gente se rocían unos a otros con una mezcla de perfume, agua y hierbas olorosas para desearse bendiciones y buena suerte para el nuevo año.

LIMPIEZA DE PRIMAVERA Y TÚ

¿Por qué tenemos la necesidad de limpiar nuestros espacios con la llegada de la primavera? Parte de ello se debe a que nos urge abrir por fin las ventanas y hacer que se esfumen la languidez que se ha instalado en casa durante el invierno. En la vertiente psicológica, también estamos librándonos del estado de ánimo invernal para dar la bienvenida a la energía positiva de la primavera, como las antiguas civilizaciones hacían. De esta manera, una casa limpia, nos despeja y calma la mente. Pero, ¿cómo comenzar esta enorme tarea de la limpieza primaveral?

1. Limpiar las ventanas

Comienza con una de las tareas más visibles –cuando el sol de primavera comience a brillar tras tus ventanas, podrás ver cada mota de suciedad en ellas. Mezcla agua, vinagre destilado y jabón líquido en una botella con spray y aplícalo en el cristal. Usa un paño para limpiarlas y pasa una pala de goma para eliminar el exceso de líquido.

2. Ordena

Antes de comenzar la limpieza a fondo, ordena. Esto impica tirar todo aquello que no has usado los últimos 12 meses. Evita tener cosas acumuladas en el fondo del cajón, son la base para volver a generar desorden.

3. Limpia de arriba abajo

La limpieza de primavera se centra en esas cosas por las que pasas por encima en la limpieza cotidiana. Aspira el techo, limpia las lámparas y usa un paño para limpiar pareces y puertas. Lo olvides los interruptores y los picaportes –suelen acabar cubiertos de suciedad.

4. Renueva el dormitorio.

Ordena tus armarios y prepara el cambio de temporada. Descarta toda la ropa que no has usado últimamente y ponlas en bolsas para donar. Acaba con los olores del invierno con una vela perfumada Rituals o barritas aromáticas.

5. Una nueva mirada al baño

Inodoros, lavabos y bañeras se limpian con regularidad pero esta limpieza va de otra cosa. Tira o recicla los productos caducados o que ya no uses. Sustituye tus viejas toallas por unas nuevas, como las de Rituals. Reorganiza los estantes para aprovechar el espacio.

6. Limpia la cocina en profundidad

Busca en tus armarios y cajones para deshacerte de los productos caducados. Cambia los paños trapos viejo que no uses. Limpia la nevera y descongela el congelador. Revisa toda la comida y tira todo lo que haya estado dando vueltas por ahí demasiado tiempo.

7. No olvides el exterior

Limpia los muebles de tu terraza, balcón o jardín. Usa un spray de vinagre para eliminar la suciedad de la teca y la madera. Tira todas las macetas y accesorios de jardín que no hayan sobrevivido al invierno.

Creando un ritual de limpieza en primavera con estos siete pasos, te darás cuenta que no es tan agotador como parece. Además, cuando hayas acabado, estarás dispuesto a darle la bienvenida a lo que te espera en los próximos meses con ánimo y la mente despejada.

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Francés Alemán Portugués, Portugal Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!