Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

El verano es el momento ideal para mimar tu piel exfoliándola. La exfoliación regular elimina las células muertas dejando tu piel suave, hidratada y luminosa en un instante, lista para un bronceado fabuloso. Existen muchos tipos de exfoliantes para el rostro y el cuerpo con ingredientes como la sal o el azúcar. Ambos tienen propiedades especiales, pero ¿en qué se diferencian? y ¿cuál es indicado para ti? Lee y sabrás el quid de la cuestión.

Consejos

La medicina Ayurveda tradicional demuestra quela exfoliación es un modo eficaz de purificar el cuerpo y estimular tu flujo de energía. Así es cómo se hace:
– aplica el exfoliante sobre la piel húmeda
– realiza un suave masaje de movimientos circulares
– enjuaga con agua templada
– exfolia una o dos veces por semana (en función de tu tipo de piel) y tu cuerpo de lo agradecerá.

Debido a que la sal y el azúcar se disuelven durante la aplicación, la exfoliación se transforma gradualmente en un suave pulido, que deja tu piel aún más perfecta.

Sal

Los antiguos egipcios comprendieron la importancia de la sal natural en sus rutinas de belleza. La exfoliación con sal combinada con aceite de oliva o aceite de almendra, rico en vitamina E, rejuvenecía totalmente su piel. Los exfoliantes de sal son lo mejor para la piel seca. Sin embargo, debido a que la sal es más gruesa y áspera que el azúcar, recomendamos que la uses para exfoliar las partes más secas de tu cuerpo. Una rutina habitual de exfoliación puede renovar y revitalizar hasta las pieles más secas.

La sal tiene además propiedades curativas y desinfectantes, con un efecto purificante y nutritivo instantáneo. La exfoliación con sal ayuda a eliminar las irregularidades que se forman en la parte posterior de brazos y piernas cuando las células cutáneas muertas bloquean los folículos pilosos.

Nuestros exfoliantes de sal contienen los mejores ingredientes. Nuestro Hammam Hot Scrub con sal marina purificante, cálido jengibre y eucalipto proporciona una exfoliación intensa y una sensación ligera, dejando tu piel increíblemente suave, recuperada y fresca y mejora tu ánimo. Nuestro Himalaya Scrub contiene sal cristalina prehistórica del Himalaya, que refresca y suaviza la piel; menta fresca, que revitaliza el cuerpo; y aceite de almendra dulce, que suaviza y protege. Da igual qué exfoliante de sal elijas, tu piel estará preciosamente suave y revitalizada.

Azúcar

Los romanos ya acertaron y solían lavarse con una mezcla de azúcar, miel y leche. Los exfoliantes de azúcar son algo más suaves para la piel que los fabricados con sal, puesto que las partículas de azúcar son más pequeñas y menos ásperas, y por eso se suelen recomendar para pieles algo sensibles o si se desea un exfoliante más suave. Nuestros exfoliantes de azúcar orgánico eliminan las impurezas y las células muertas de la piel. El azúcar es un exfoliante natural, que si se combina con aceites suavizantes o nuestras bellas fragancias, iluminará tu piel cuando esté apagada.

Nuestro Good Luck Scrub, con naranja dulce y cedro, te envuelve con su aroma dulce y cálido para que mejores tu ánimo con una maravillosa experiencia. Nuestro Sakura Scrub combina la sofisticada esencia de la flor del cerezo japonés y el azúcar orgánico. Una esencia para cada estado de ánimo.

Te recomendamos tomes un baño templado después de la exfoliación con azúcar. Notarás la piel suave y te sentirás una persona nueva. No te olvides de aplicar un producto hidratante para no dejar escapar esta nueva suavidad. Así que a exfoliar, te encantará tu nueva piel, mejorarás tu circulación y te sentirás llena de energía. ¡Fantástico!

 

scrubs-seminar-blog

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Francés Alemán Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!