Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

En esta época del año, regalar es algo muy común. En principio, todos podemos ofrecer algo a los demás, sin importar cuánto tengamos. Porque no es se trata de dinero o posesiones, sino de darnos a nosotros mismos sin esperar nada a cambio. Lo bueno, por supuesto, es que esto nos hace sentir muy bien. Estos días son también de agradecer los regalos que recibimos, incluyendo los más importantes, los que nos llenan la vida: aquellos que vienen del universo que nos rodea.

En nuestro mundo ruidoso y mediatizado, prestarle a alguien toda tu atención es un regalo que no puede ser subestimado. Les mostramos a nuestros seres queridos que nos importan cuando colgamos el teléfono, apartamos la vista de la pantalla y nos detenemos para estar de verdad con ellos en ese momento. Hay muchas maneras de dar a los demás y a ti mismo. Tiempo, energía, compasión y amabilidad son todos regalos muy significativos para los demás. Pero también debemos ser amables con nosotros mismos –nuestro bienestar y cómo nos hace sentir también repercute positivamente en los demás.

DAR LAS GRACIAS

La otra cara de la moneda es, por supuesto, dar las gracias. La gratitud –el arte de ser agradecido, de mostrar que aprecias lo que recibes– nos ayuda a reconocer lo bueno de nuestras vidas en lugar de darlo por hecho. “La gratitud surge cuando la amabilidad supera las expectativas” dice el columnista Davis Brooks. “La gratitud es un tipo de alegría del corazón que aparece tras un acto de amabilidad inesperada.” La ciencia lo respalda. Un reciente estudio en Estados Unidos determina que la gente que demuestra altos niveles de gratitud reacciona más tranquilamente ante el estrés y tiene niveles más bajos de presión sanguínea; las muestras analizadas mostraron un menor riesgo de enfermedad cardiovascular, además de unos niveles más altos de colesterol bueno y más bajos del malo. También niveles más bajos de creatinina, lo que indica una buena función renal. Darse de manera desinteresada –y agradecerlo– es una exelente manera de alegrarnos nosotros y los demás. Con poco esfuerzo ofrece grandes beneficios para quien da y para quien recibe. Y vuelven de nuevo a nosotros: nos hace felices. Está probado científicamente que mejora la salud física y mental y, además, se contagia.

Cuando conoces a alguien, puedes enviarle sin decírselo, tus mejores deseos de felicidad, alegría y diversión. Esta forma de dar, sin que sea evidente, es algo muy poderoso. –
Deepak Chopra

REGALOS UNIVERSALES

El universo es quien nos ha hecho el regalo más generoso de todos. Sin sus incontables presentes no existiría ningún ser vivo. Nuestra adicción y dependencia constante de las tecnologías ha desviado nuestra atención del mundo natural, pero seguimos dependiendo él para cubrir nuestras necesidades primarias: agua, comida, refugio, nutrición, medicinas… por poner algunos ejemplos. Estos regalos nos ayudan a mantener, no solo nuestra salud física, también la emocional. Piensa en la paz que sientes cuando ves un bonito atardecer; la maravilla de una cordillera increíble; el impresionante espectáculo de una cascada. Además de estos regalos físicos, la naturaleza nos ofrece otros intangibles, pero igual de importantes en el sentido artístico, espiritual y de belleza. Si no le damos al planeta la importancia que tiene, si no lo respetamos y cuidamos, estos tesoros pueden perderse para siempre. Los regalos que la madre naturaleza nos ha dado durante más de 4 millones y medio de años.

EL RITUAL DE REGALAR

Para los cristianos, dar regalos en estas fechas es un homenaje a los presentes que entregaron los reyes Magos a Jesús recién nacido. pero en realidad se remonta a una tradición aún más antigua. los paganos en europa y en el Medio oriente ya se daban regalos en sus festividades de invierno, como la de saturnalia, una celebración romana que tenía lugar en diciembre en honor a saturno, el dios de la agricultura. en esa semana de fiestas, en el frío y oscuro invierno, los paganos se animaban bebiendo en exceso y dándose regalos unos a otros.

LA LEY DE DAR Y RECIBIR

Deepak Chopra –médico,conferenciante, escritor y gurú paramuchos– cree firmemente en el poderde regalar. “decide dar, a donde seaque vayas, a quien te encuentres”,comenta.

TRES SENCILLOS PASOS
Chopra dice que para que esta ley de dar y recibir sea efectiva debemos dar tres pasos:
1. Dale algo a todos los que te encuentres –algo tan simple como un cumplido, una flor o una oración.
2. Agradece todos los regalos que la vida nos da –el regalo de la naturaleza, la sonrisa de un amigo o algo material.
3. Comprométete a hacer circular los regalos más preciosos de la vida: la atención de alguien, el afecto, el aprecio y el amor. Dite a ti mismo “cada vez que me encuentro con alguien le deseo en silencio felicidad, alegría y risas”. (chopra.com)

DEVOLVER

En esta época de celebraciones, pensemos en dar más: más amor, más atención y especialmente: más gracias.

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Francés Alemán Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!