Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

La ceremonia Hammam ha sido adoptada en todo el mundo, proporcionando exfoliación y desintoxicación a todos los que la han probado. Es muy común escuchar entre los principiantes que nunca han tenido la piel tan suave y limpia, y que se sienten totalmente rejuvenecidos. ¿Cuál es el secreto de esta experiencia purificadora? La utilización de ingredientes naturales como el eucalipto.

Mucho antes de que usáramos antibióticos y otros productos farmacéuticos, la gente utilizaba esta planta para tratar todo tipo de enfermedades. Una vez que se supieron las propiedades curativas del eucalipto, gracias a su uso en las culturas indígenas de Australia, Nueva Zelanda y de otros países de Asia Sur-Oriental, fue exportado al resto del mundo. Ya sea en aceites esenciales, té o incluso directamente de sus hojas, este milagro de la naturaleza está recomendado para aliviar y tratar enfermedades que afectan tanto al cuerpo como a la mente.

Una estrella para la piel

Las  propiedades antibacterianas del eucalipto, le convierten en una buena solución natural en casos de presentar problemas en la piel. Ya sea frotando sus hojas sobre la zona afectada o ingiriendo una deliciosa infusión, el eucalipto ayuda a aliviar estos posibles síntomas. Sin embargo, la forma más eficaz de beneficiarse de sus propiedades, es aplicando su aceite esencial, extraído directamente de la planta, sobre la piel irritada o afectada. Una advertencia importante: el extracto esencial es tóxico si se ingiere así directamente, por lo que no debéis consumirlo vía oral.

Un espacio para respirar

Durante generaciones, la gente ha utilizado el eucalipto para aliviar dolencias relacionadas con los pulmones. Actúa como un expectorante, por lo que es una buena alternativa natural a la medicina farmacéutica. Hoy en día, está muy recomendado para aquellas personas que buscan una solución herbal en casos de bronquitis, asma o simplemente resfriado común.

Un té que activa las defensas

El eucalipto no es solo un agente curativo, también puede ayudar a prevenir ciertos tipos de infecciones como la cándida albicans, más conocida como micosis o hongos. Esta planta refuerza la inmunidad del individuo con respecto a estos problemas, e incluso tomar té de eucalipto está muy recomendado en personas que sufren esta enfermedad de manera crónica.

El aroma para aliviar el estrés.

Los defensores de la aromaterapia coinciden en los efectos de inhalar aroma o vapor de eucalipto para aliviar el estrés diario. Se dice que tranquiliza y despeja la mente de los problemas que nos afectan. La fragancia del eucalipto es tan refrescante que incluso ayuda a tener una mejor concentración mental.

Dada su increíble versatilidad, no es de extrañar que el eucalipto sea nuestro ingrediente estrella en la colección The Ritual del Hammam. Combinado con otros eficaces ingredientes naturales como el Romero y el Jengibre, este ritual, que acerca esta ancestral ceremonia de bienestar a las generaciones actuales, se basa principalmente en las propiedades de esta planta tan polifacética para purificar cuerpo y alma.

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Francés Alemán Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!