‘Soy un hombre de rituales. Me educaron en la idea de que las pequeñas cosas importan.’

 

Una revista holandesa le nombró el señor Perfecto, Vanity Fair America dijo de usted que era la versión holandesa de James Bond. Tiene toda una reputación que mantener. ¿Es usted igual de perfecto en la vida real?

Perfectamente perfecto, si me preguntas a mí (ríe). Si le preguntas a mi mujer, me temo que la respuesta sería bastante diferente. Es muy halagador, pero nadie es perfecto. En todo caso me deberían llamar el señor Perfeccionista. Cuando trabajas por construir una marca global como Rituals, tienes que buscar la perfección, día tras día, en todos los aspectos. Y tienes que hacerlo con pasión y una sana dosis de obsesión. Así es como lo veo yo, en todo caso. En Rituals nos encanta crear cosas bonitas que ayuden a transformar rutinas cotidianas en rituales. Pero lo cierto es que todo tiene que estar en armonía: los perfumes, los productos, los diseños, las tiendas, el servicio y la experiencia. Si conseguimos llegar a ese punto y mantenernos en él, habremos alcanzado nuestro objetivo.

¿Cómo de importantes son las apariencias para usted?

La apariencia importa, pero no lo es todo. Me gusta vestirme bien y tener buen aspecto, sin duda. Y ponerme un traje nuevo me da un extra de seguridad en mí mismo. Pero la apariencia es mucho más que los rasgos físicos. Es algo que la persona transmite. Por naturaleza me atraen las personas optimistas y creativas porque me dan energía. Al final lo único que importa es lo que hay en el interior. Pero nunca viene mal dar una buena impresión con tu apariencia.

¿Dónde encuentra la inspiración que alimenta su creatividad?

Me inspira viajar y explorar nuevas culturas, conocer gente nueva y visitar tiendas minoristas de cualquier punto del planeta. Probablemente sea uno de los pocos hombres a los que de verdad les gusta ir de compras. Reconocer lo que les gusta a las personas y qué tendencias nuevas surgen es una parte importante de mi trabajo. Para estar al día tengo que entender mejor que nadie lo que quieren los clientes. Y la mejor parte de mi trabajo es que soy capaz de llevarlo a cabo con un equipo lleno de talento.

Imaginemos que lanza un nuevo ritual, como Laughing Buddha.

¿Por dónde empieza y cómo alcanza el resultado final?

La mayor parte de nuestros productos se inspiran en antiguos rituales orientales. Cuando descubrimos un nuevo ritual que creemos que merece la pena compartir con el resto del mundo, empezamos un proceso de investigación sobre cada aspecto de este. ¿Qué ingredientes usaban y por qué? ¿Cuál era su rutina? Y así. A continuación introducimos estos ingredientes en nuestros perfumes. Juntos creamos una gama moderna de productos de lujo.

Pero también nos inspiramos en la época actual. Por ejemplo, nos dimos cuenta de que las personas gastan mucho tiempo y dinero en elegir y diseñar una nueva cocina pero, sin embargo, luego compran jabón básico de supermercado que acaban escondiendo a toda prisa cuando reciben visitas. Pensamos que nosotros lo podíamos hacer mejor y eso hemos hecho. Hemos desarrollado una elegante gama de productos que no quedan fuera de lugar en tu cocina.

¿Hasta qué punto se involucra en el desarrollo de nuevos productos Rituals?

Contamos con un excelente equipo que trabaja en nuestro departamento de innovaciones y yo me involucro mucho porque es uno de los aspectos favoritos de mi trabajo: ayudar a crear y diseñar productos y tiendas. Trabajo con pasión por Rituals y por toda la gente que cree en la marca, intentando marcar la diferencia con productos y experiencias extraordinarias. Sé que no estamos cambiando el mundo, pero me gusta pensar que contribuimos a ello al transformar el sector.

Hablando de marcar la diferencia, la sostenibilidad es un factor muy importante para muchas empresas del sector. ¿Cómo responde Rituals a esta tendencia?

La sostenibilidad es un tema muy importante para nosotros y hemos avanzado mucho en él. Dado que estamos totalmente comprometidos con encontrar nuevas formas que nos permitan reducir nuestro impacto en el planeta, hemos pedido a The LCA Centre que llevara a cabo estudios de evaluación del ciclo de vida en los envases de todos nuestros productos. Así, conocemos el impacto medioambiental de cada artículo de envase. Transformamos esta información en acciones, realizando cambios que fomenten la sostenibilidad.

Por ejemplo, ofrecemos rellenos para nuestras cremas faciales y corporales, además de para nuestro jabón de manos. Con nuestro sistema de relleno eco-chic, ahorras hasta un 70 % de CO2, un 65 % de energía y usas un 45 % menos de agua. Para reducir nuestra huella de carbono, producimos nuestros productos lo más cerca de casa posible. Actualmente el 98 % de los productos acabados se elaboran en Europa. Además, solo usamos papel con certificado FSC para envoltorios secundarios (cuando la funcionalidad lo permite, elegimos papel reciclado) y actualmente estamos trabajando por alcanzar nuestro objetivo de contar con envoltorios 100 % reciclables para 2023.

Así que, como podéis ver, hemos implantado muchas medidas para lograr una mayor sostenibilidad y hemos aprendido de nuestro viaje hacia prácticas más ecológicas.

Como la fuerza creativa detrás de la marca, usted debe tener sus propios rituales. ¿Le importaría compartir algunos?

Soy un hombre de rituales. Me educaron en la idea de que las pequeñas cosas importan. Así que tengo los mismos rituales diarios que la mayoría de la gente: afeitarse, mi taza de té Earl Grey por la mañana, un baño relajante de vez en cuando y siempre bebo una copa de vino blanco cuando regreso del trabajo. A un nivel más espiritual, cuando viajamos al extranjero en familia, siempre intentamos encontrar una iglesia antigua para encender una vela en recuerdo de alguien. Es un breve momento de reflexión, para dar las gracias por lo que tenemos y darnos cuenta de lo que tenemos que dar a cambio.

‘Siempre intentamos encontrar una iglesia antigua para encender una vela en recuerdo de alguien.’

La filosofía Rituals se centra en la relajación y en bajar el ritmo para disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. ¿Lo pone en práctica?

Tengo que admitir que eso me cuesta un poco. Actualmente estamos trabajando duro para llevar la marca a nuevas zonas, nuevos países e incluso nuevos continentes. Ya os podéis imaginar lo cargada que tengo la agenda ahora mismo: soy como un tren moviéndose a la máxima velocidad. Rebajar el ritmo es prácticamente imposible. Así que en ese aspecto me queda mucho por mejorar. Y no, aún no he logrado ponerlo totalmente en práctica. Pero he aprendido a intentar lograr un mayor equilibrio cada día.

Las fragancias son un factor clave del éxito de la marca. ¿Cómo de importante le resulta a usted el aroma, personalmente?

El aroma es algo muy importante. Tiene sentido, dado lo extraordinario que es el sentido del olfato. Nos puede transportar a lugares y tiempos de nuestra infancia o ayudarnos a recordar y revivir momentos especiales de nuestra vida, igual que la música, de la que soy un gran aficionado también. Y seamos realistas, a nadie le gustan los sitios que huelen raro. Por el contrario, nos sentimos muy cómodos cuando nos gusta una fragancia. Personalmente, nunca salgo de casa sin ponerme perfume y voy cambiando entre tres fragancias favoritas, según mi estado de ánimo y la ocasión. Van desde la más deportiva a la más aromática, pasando por la más clásica que se parece a la colonia.

¿Cuál es su mejor manera de relajarse?

Me relajo con una copa de buen vino junto a la chimenea, con amigos, viendo una peli a oscuras en el cine o visitando nuestra casa junto al mar, en Knokke. En coche solo se tarda una hora y media pero me siento en un mundo totalmente distinto.

Todos los productos Rituals se centran en antiguas rutinas auténticas del lejano oriente. ¿Por qué decidió basar su marca en las prácticas y los rituales asiáticos?

La gente de todo el mundo vive con prisa, haciendo las cosas con el piloto automático, por lo que decidí fomentar un cambio al transformar las rutinas más mundanas en momentos cargados de significado. En la práctica, lo que quería era reinventar productos ordinarios como geles de ducha y espumas de afeitar en algo especial de verdad. Llevaba 15 años trabajando en el sector y establecerme por mi cuenta fue un intento por cambiar las reglas y hacer las cosas de manera diferente. En vez de echar a correr a toda prisa, decidí que sería mejor investigar, mirar alrededor y dar un paso atrás para fomentar la inspiración. Viajé mucho y me di cuenta de que el mundo occidental ignora la importancia de prácticas pasadas: nos centramos en la innovación y nunca echamos la vista atrás. Los antiguos rituales orientales tienen un enfoque distinto y entendí que había encontrado un nicho.

¿Cuál es su destino favorito para unas vacaciones?

Intentamos visitar el mayor número posible de lugares distintos de todo el mundo con nuestros hijos y cada viaje es distinto y especial. La verdad es que no puedo elegir un único destino. Nuestros mejores recuerdos de vacaciones van desde escalar y caminar por las montañas hasta viajar por Tailandia y dormir en pequeñas cabañas de palmeras al lado del lago.

¿Su ciudad favorita?

Me gustan los sitios dinámicos como Tokyo, Bangkok, París o Barcelona. Pero el primer puesto siempre se lo lleva Nueva York. La primera vez que fui fue hace 15 años y resultó un momento decisivo en el viaje de Rituals. Caminé durante días, mirando escaparates durante horas, absorbiéndolo todo y regresé cargado de energía y con una decisión tomada. Tenía que intentarlo. Abrir la tienda Rituals del Soho el pasado noviembre fue un momento muy especial para mí personalmente. Recuerdo mirar a través del escaparate de Fresh hace 15 años, con total admiración por esta marca de cosmética. Y ahora tenemos nuestra propia tienda al lado. Fue algo muy importante para mí.

¿Tiene una lista de deseos para su vida?

Creo que empecé a vivir con el concepto de probar cosas antes de morir mucho antes de que se pusiera de moda. Desde hace 25 años, me he puesto como objetivo tener al menos una experiencia extraordinaria al año. Hasta ahora he corrido maratones, me he tirado en paracaídas, he hecho puenting y he caminado en medio de la naturaleza, por daros algunos ejemplos. Pese a que no sé si algún día lo conseguiré, en mi lista queda aprender a hacer kite-surf antes de hacerme demasiado viejo, esquiar en helicóptero en Canadá y recibir lecciones de tenis en la escuela de Nick Bolletieri para practicar un revés a dos manos, con 20 años de retraso.

Sus 3 libros favoritos

Ya no leo muchos libros pero estos tres me han resultado muy inspiradores: la biografía de Steve Jobs,, Howard Schultz y Mr. Amazon de Brad Stone.

El mejor momento de mi vida…

fue casarme con mi mujer Colette y formar juntos una familia.

Su cita favorita

“Si puedes soñarlo, puedes conseguirlo” de Walt Disney. Creo que es nuestra habilidad para soñar y nuestra determinación para seguir nuestros sueños lo que marca la diferencia para un emprendedor creativo. Tengo muchas citas que tienen un especial significado para mí bordadas en un lugar secreto de la camisa. Podríamos llamarlo un ritual. Empecé a hacerlo en el año 2000 para motivarme en una época llena de desafíos y aún lo sigo haciendo.

‘¡Si puedes soñarlo, puedes conseguirlo!’

No me gusta la gente…

Celosa, que juzga, negativa y pesimista.

¿Cuáles son sus mejores cualidades? ¿Qué cualidades negativas cree que tiene?

Diría que ser un soñador optimista es algo positivo. También soy muy creativo y tengo mucha determinación. En la parte negativa, puedo ser impaciente y nada me para, además de ser un poco vago a veces.

Las 3 personas que más admira y por qué

Mi mujer Colette, mi madre y gente inspiradora como Steve Jobs y Howard Schultz. Admiro a las personas con sueños y una visión, que guían con su inspiración pero que también se centran en lograr cada detalle.

Un suceso que cambió su vida

Tenía 9 años cuando mi padre falleció en un accidente de coche. Me afectó mucho. Me di cuenta a una edad muy temprana de que la vida es preciosa y que puede acabarse de manera súbita en cualquier momento. Así que debemos sacarle todo el partido, mientras aún podamos. Y nos debemos a nosotros mismos disfrutar de las pequeñas cosas, porque un día podríamos echar la vista atrás y darnos cuenta de que eran las más importantes. Desde entonces no doy nada por sentado y vivo en el presente. Esa experiencia es un motor importante de mi trabajo en Rituals.

¿Cree en la reencarnación?

No. Creo en aprovechar al máximo esta vida y en dejar el planeta un poco mejor que como nos lo encontramos. Todo el mundo puede contribuir, ya sea mediante un negocio o preocupándose por los demás.

¿Cuál es su definición de éxito?

Para mí la definición de éxito es ser feliz, vivir una vida plena y hacer algo positivo con lo que se te da bien. Porque todo el mundo tiene talento para algo.

Su producto Rituals favorito: solo puede escoger uno…

Entonces me quedo con la espuma de ducha Fujiyama (actualmente conocido como Happy Buddha). Es el producto con el que todo empezó, nos mantuvo con vida durante los difíciles primeros años. La espuma de ducha representa nuestra filosofía única. Fue una reinvención del gel de ducha corriente para crear una espuma de ducha totalmente nueva con una fragancia adictiva.

De manera ideal, ¿dónde estará Rituals dentro de 5 y 10 años?

Construir una marca a veces lleva una vida entera. Aún nos queda mucho por hacer y por aprender, en un mundo que cambia a una rapidez que da miedo. Espero que dentro de 25 años todo el mundo haya descubierto nuestra preciosa marca. Y espero que nos encontréis en cada esquina de los grandes almacenes de lujo desde Asia hasta Sudamérica.

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Danés Francés Alemán Bokmål Portugués, Portugal Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!