Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

A todos nos gusta el verano y la forma en que el sol se siente en nuestra piel, pero no debemos confundir esa sensación cálida de algo inofensivo. La realidad es que es posible desarrollar cáncer de piel si te quemas tan sólo una vez.

Si te quemas la piel una vez cada dos años, el riesgo de contraer melanoma (la forma más peligrosa de cáncer de piel) se triplica. Junto a estas sorprendentes estadísticas, la exposición a los rayos UV del sol también causa pigmentación alterada y pérdida de elasticidad y colágeno, haciendo que tu piel envejezca prematuramente.

¿Quieres estar saludable (¡y sin arrugas!) en la playa este año? Presta atención a estos cinco conceptos erróneos más comunes.

“Mientras tu piel no se haya puesto roja del sol, estarás bien.”

En realidad, el bronceado ocurre cuando los rayos UV penetran en la piel y dañan las células del pigmento. No lo confundas con un brillo sano; una piel bronceada es en realidad la prueba de que tu piel ha sido dañada. Puedes reducir los efectos mediante el uso de un protector solar de alto nivel, o usando una loción autobronceadora para obtener un toque bronceado sin ponerte en riesgo.

“¿Tienes protector solar sobrante de las vacaciones del año pasado?”

Todos los cosméticos tienen una fecha de vencimiento, y lo mismo se aplica a los productos de protección solar. Comprueba la parte posterior del envase para ver un símbolo que se parece a un frasco abierto con un número en él. Este número indica la cantidad de meses que puedes usarlo después de que haya sido abierto, una vez pasada esta cantidad de tiempo, las propiedades protectoras de la fórmula disminuyen significativamente.

“Aplicar el protector solar una vez me protegerá todo el día.”

No importa qué SPF utilices, el protector solar debe ser reaplicado a través del día. Si estamos nadando, sudando o simplemente descansando, los ingredientes activos en  el protector solar se descomponen. Necesitan repetir la aplicación varias veces.

“¿No hay sol? ¡Ningún problema!”

Este mito es particularmente peligroso porque la mayoría de la gente no piensa en aplicarse protector solar en días nublados. Sin embargo, la radiación UV puede penetrar a través de nubes finas, exponiéndote al peligro sin siquiera sentir el calor del sol. En algunos casos, los rayos UV pueden incluso reflejarse en los bordes de las nubes, intensificando su fuerza.

“Sólo las personas de piel clara necesitan preocuparse por quemarse del sol.”
Los pelirrojos y los que tienen pecas, son los que están realmente en riesgo. Incorrecto. Si bien es cierto que la piel más oscura no se quema tan rápido como la piel más clara, todavía puede quemarse, y desarrollar cáncer sin la protección adecuada. Lo mismo ocurre con los que piensan que durante sus vacaciones, el “bronceado” significa que no necesitan usar ningún protector solar. En la actualidad, un ligero bronceado puede equipararse con la protección de nivel SPF 4, que está lejos de ser suficiente.

Y ahora algunas buenas noticias. Rituals quiere que disfrutes del sol tanto como sea posible, y es por eso que hemos desarrollado la colección suncare The Ritual of Karma.

Incluyendo crema facial, loción aftersun y protector para el cabello, la colección The Ritual of Karma te mantendrá seguro e hidratado de la cabeza a los pies durante tus vacaciones de verano.

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Francés Alemán Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!