Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

Ahora que ya hemos dicho adiós a los últimos signos del verano y anochece cada vez más temprano, empieza la época de pasar más tiempo en casa. A menudo es nuestro lugar favorito en el que refugiarnos. Pero, ¿qué hace que nuestra casa sea ese lugar especial al que escaparnos?

Nuestra casa no es solamente un conjunto de paredes y un tejado sobre la cabeza, es mucho más que eso. De todos los lugares del mundo es el lugar en el que te sientes seguro, feliz y a gusto. Es en casa donde tiene lugar la mayoría de nuestros rituales diarios. Pero también donde ocurren las cosas más significativas para nosotros, tanto con las personas que más queremos o con nosotros mismos. Es donde hacemos nuestras celebraciones, pasamos momentos dolorosos, vivimos éxitos y fracasos, fallos, logros, tiempos de alegría y creamos recuerdos llenos de significado. Al final de un largo día, nuestro hogar es donde acudimos para volver a encontrare el equilibrio.

Es el único lugar de la tierra en el que puedes ser totalmente tú; es parte de ti, casi como si fuera tu segunda piel. Tu hogar es fundamental para disfrutar de tiempo para ti: tu me-time. Lo que hay en tu casa influye en la manera en la que te sientes cuando entras en una habitación. Rodéate de cosas que te tranquilicen, te hagan feliz y te provoquen buenos recuerdos. Al fin y al cabo, eso es lo que convierte una casa en tu hogar.

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Francés Alemán Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!