Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

Como las huellas dactilares, todos tenemos un aroma natural único, y es por eso que es tan importante probar los perfumes por ti misma. Ten en cuenta que el mismo perfume no huele igual en dos personas diferentes.

Las fragancias se adaptan a las personas que las usan, y, factores como el tipo de piel o la fragancia natural del cuerpo influyen en cómo huele el perfume en el momento en el que lo aplicas. Cuando tienes en cuenta cosas como la acidez de tu piel o las circunstancias medioambientales consigues una experiencia aromática única, que es completamente tuya.

Pasos para elegir tu perfume ideal

1. Prueba el perfume en tu propia piel.

Como mencionamos antes, descubrirás el verdadero aroma si lo pruebas directamente en ti. Es preferible hacer la prueba cuando no lleves otro perfume, así podrás ser objetiva.

2. Espera diez minutos

Tienen que haber pasado al menos diez minutos para que experimentes la verdadera esencia del perfume, conocida como la nota del corazón. Esta es la fragancia que perdurará contigo durante el resto del día. Antes de elegir qué perfume comprar, asegúrate de vaporizarlo sobre tu piel en la tienda. Después sigue con tus compras y pasado un tiempo decide si te sigue gustando su aroma.

3. Ve de compras a la noche

Tu sentido del olfato mejora a lo largo del día, por eso lo mejor es probar los perfumes justo antes de que las tiendas cierren.

4. Intenta no probar más de 3 perfumes a la vez

Si probamos muchos perfumes a la vez nuestro sentido del olfato se desorienta y le cuesta distinguir las fragancias. Lo recomendable es no probar más de tres tipos de perfumes distintos a la vez. Si quieres probar más de tres puedes neutralizar tu sentido del olfato con el aroma de un café o saliendo afuera a tomar aire fresco.

Encuentra la fragancia única que mejor expresa tu personalidad.

Has encontrado la fragancia perfecta: ¿cómo la haces durar?

Lo mejor es rociar la fragancia en las áreas de tu cuerpo donde puedas ver o sentir el latido de tu corazón. Estas zonas, donde se sienten las pulsaciones, se calientan rápidamente porque las arterias están muy cerca de la piel. Piensa por ejemplo en las muñecas, el interior de los codos, la parte de atrás de las rodillas, el cuello o el pecho.

La fragancia se potencia mucho más después de una ducha o un baño porque los poros están abiertos y eso hace que el perfume se disperse en forma efectiva. Otro tip interesante: mantén el perfume a unos 15-20 centímetros de tu piel cuando lo rocíes y así cubrirás una superficie mayor. Y para terminar, deja que la fragancia se absorba en tu piel antes de vestirte.

Ahora que sabes cómo elegir el perfume perfecto para ti y hacerlo durar, estás lista para salir de compras. Clica aquí para descubrir nuestra colección renovada Oriental Essences y vive un exótico viaje al lejano Oriente a través de la magia de nuestras fragancias.

Este post también está disponible en: Inglés Holandés Danés Francés Alemán Bokmål Portugués, Portugal Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!