Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someoneshare on Tumblr

¿Cuántas veces comes sin prestar atención, mientras ves la tele, miras tu teléfono o piensas en el trabajo? Puede que demos energía a nuestro cuerpo y comamos de manera sana pero, ¿lo estamos disfrutando?

Come de manera consciente

La práctica de comer con consciencia, también llamado “alimentación intuitiva” tiene su origen en las enseñanzas budistas. Este concepto pretende conectarnos de manera más profunda con la experiencia de la comida y aún más importante, disfrutar de ello. Cuando comes sin fijarte en ello, a menudo no te das cuenta de si ya estás lleno o cómo sabían los alimentos. Esto puede llevarte a tener niveles más altos de estrés o ansiedad. Comer de manera consciente es comer sin distracciones, prisa o presión.

La alimentación intuitiva te hace ser consciente de las señales de tu cuerpo que te dicen si aún tienes hambre o si has comido suficiente. Esta práctica te enseña a usar todos tus sentidos para comer cosas que saben bien, además de alimentarte. Esto puede ayudarte a disfrutar más de la comida y también a darte cuenta de lo que necesita realmente tu cuerpo. Ten presente que comer con consciencia no implica sentimientos de culpa: si realmente crees que te apetece un trozo de tarta, no te sientas culpable de ello y simplemente disfrútalo.

Puedes comenzar a practicar la alimentación consciente eliminando las distracciones mientras comes. En lugar de ver la televisión o revisar tu teléfono, haz un esfuerzo por sentarte y centrarte en lo que estás haciendo. Mastica lentamente y presta atención a cómo huele y sabe tu comida. ¿Te gusta? ¿Cómo le sienta a tu cuerpo? Mientras te alimentas, ten en cuenta cómo te sientes. ¿Tienes todavía hambre cuando ya deberías estar satisfecho? Decídete a hacer una comida consciente al menos una vez al día sin distracciones.

Cocina consciente

Tener un enfoque consciente sobre tu alimentación no implica solo el acto de comer. También afecta a cómo preparas la comida. Casi siempre tenemos la cabeza en otro sitio mientras cocinamos y a veces compramos comida para llevar para ahorrarnos algo de tiempo. Existe la antigua creencia que dice que quien cocina transmite las propiedades de sus pensamientos y emociones a la comida. Tal vez sea por eso por lo que la comida casera siempre sabe mejor.

Para cocinar conscientemente simplemente centra tu atención justo antes de empezar. Intenta estar en conexión con tus sentidos según vas siguiendo los pasos. Date cuenta de cómo vas transformando los ingredientes mientras trabajas y cómo se van uniendo para formar un plato perfecto. Verás que tu mente intentará ponerse a divagar pero deberás traerla de nuevo al momento presente.

Esta manera de cocinar te ayuda a volver a ponerte en contacto con lo que comes. Comenzar cocinar así te ayudará a convertir esta rutina diaria en un ritual que no solo nutre tu cuerpo, también tu alma.

Slow food

En respuesta a la industria de la comida rápida, también hay un movimiento dedicado a la comida lenta. La slow food se basa en la comida fresca, justa y sostenible que se prepara con la intención de ser disfrutada. Nos ayuda a conectar desde el principio con nuestra comida, de manera que podemos de verdad apreciarla. ¿Tienes curiosidad por experimentar esta nueva manera de cocinar y comer? Prueba nuestras recetas de Fresh raspberry smoothie with rosewaterSummer Citrus Salad y descubre el poder de la slow food hecha con amor para disfrutarla plenamente.

Este post é o número 3 de 10 formas de tornar-se a melhor versão de si mesmo. Descubra outras formas de trazer mais saúde, felicidade e paz de espírito à sua vida aqui.

This post is also available in: Inglês Holandês Espanhol Francês Alemão Sueco

Leave a Comment

Error: Please check your entries!